22 May 2022 | 03:49

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Nike culmina su reestructuración en España: Holanda absorbe la filial

La histórica filial de Nike en España, American Nike, fue constituida en 1989, cuando el grupo rompió su acuerdo con Cidesport y tomó el control de su negocio en el país, que llegó a ser un hub estratégico en el sur de Europa.

Nike culmina su reestructuración en España: Holanda absorbe la filial
A finales de ese mismo año, Nike aceleró un proceso de reestructuración de su equipo en Europa que llevaba ya años en marcha.

IRIA P. GESTAL

28 abr 2022 - 05:00

Fin de una era para Nike en España. La sociedad holandesa del gigante de moda deportiva ha absorbido la histórica filial española, American Nike, según consta en el Registro Mercantil. La operación pone el punto y final a una reestructuración que comenzó a finales de 2020 con la salida de los principales directivos de la oficina de Barcelona.

 

American Nike ha sido absorbida por Nike Retail B.V., la sociedad que gestiona el negocio europeo y que está domiciliada en Ámsterdam. Esta sociedad fue constituida en 2008, casi veinte años después que la filial española.

 

La sociedad American Nike data de 1989, cuando el grupo de Oregón rompió su acuerdo con Comercial de Exclusivas Deportivas (Cidesport), que había sido su distribuidor desde que Nike entró en España en 1979. La ruptura con Cidesport desencadenó una larga batalla legal por el control de la marca Nike y que no se saldó (a favor del grupo estadounidense) hasta 2005.

 

 

 

 

Desde 2000, la sociedad American Nike operaba como agente de la marca, cobrando una comisión por las ventas de las empresas del grupo en España y Portugal. De este modo, la cifra de negocio de la sociedad no refleja la facturación del grupo en España, aunque sí su evolución.

 

Las cuentas de los últimos años muestran una evolución de dientes de sierra de las ventas, con caídas del 2,7% en 2016, una subida del 6,4% en 2017, una nueva caída del 13% en 2018 y un repunte mínimo, del 0,2%, en 2019. En el ejercicio 2020 (cerrado en mayo de ese año), golpeado parcialmente por la pandemia, el negocio se contrajo sólo un 2%.

 

A finales de ese mismo año, Nike aceleró un proceso de reestructuración de su equipo en Europa que llevaba ya años en marcha. La empresa, que había construido en Barcelona un equipo de directivos con responsabilidades europeas, consolidó estas posiciones en Holanda y dejó la filial española sin ningún cargo de primera línea a escala continental.

 

 

 

 

A finales de marzo de 2021, Nike pactó con su plantilla las condiciones para ejecutar un ERE para despedir al 40% de sus trabajadores en el mercado nacional, un total de ochenta personas.

 

Parte del ajuste de personal responde al plan del grupo de aumentar su negocio de venta directa y reducir distribuidores, aunque entre los motivos del traslado a Holanda figuran también cuestiones fiscales.

 

La reestructuración en Europa de Nike forma parte de un plan más amplio de reestructuración que el grupo puso en marcha tras el estallido de la pandemia y que implicó también la salida de al menos 700 trabajadores en el cuartel general del grupo en Beaverton (Oregón, Estados Unidos). El objetivo es crear una estructura “más plana y ágil”, según argumentó la compañía.

 

Nike cerró los nueve primeros meses del ejercicio, periodo finalizado el 28 de febrero, con un crecimiento interanual del 7%, hasta 34.476 millones de dólares. El resultado neto del grupo se elevó un 9% entre junio y febrero, hasta 4.607 millones de dólares.