23 Ene 2022 | 23:02

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Las medias de fútbol Rhinob buscan más de 500.000 euros vía ‘crowdfunding’

La compañía española, que ya cuenta con 210.000 euros de inversión, está preparando el lanzamiento de sus productos al mercado.

Guillermo G. Recio

30 nov 2017 - 04:59

Rhinob quiere captar entre 500.000 euros y un millón de euros a través de una plataforma de crowdequity

 

 

El deporte cuenta ya con muchos fabricantes de prendas técnicas para mejorar la práctica deportiva, pero aun así hay nichos en los que una empresa de nueva creación puede innovar. Es el caso de Rhinob, una compañía que se fundó en 2016 y que lanzará al mercado en los próximos meses unas medias de compresión para futbolistas.

 

El consejero delegado, Carlos Barrigüete, explica a Palco23 que han estado todo este tiempo testeando el producto con una inversión de 210.000 euros, ya que ahora se preparan para abrir una ronda de financiación a través del portal Kickstarter.

 

El objetivo es captar entre 500.000 euros y un millón de euros, pero también darse a conocer entre pequeños inversores y hacer eco de su lanzamiento gracias al crowdfunding. Además, en estos momentos se encuentran en una fase donde una de las claves es decidir si modelo de negocio pasa por ir en solitario o aliarse con marcas deportivas como Nike, Adidas o Puma para licenciar su patente.

 

 

 

 

La idea surgió de “la final de la Champions League de 2014, cuando mi socio y yo vimos que había muchas lesiones y que las marcas de alto nivel no habían introducido nada de innovación ni compresión en las medias”. “¿Por qué en running sí que funcionan y en fútbol no se intenta?”, se cuestionó.

 

“La idea era estudiar bien a los futbolistas y desarrollar un calcetín con compresión y con bolsillo para que la espinillera no se moviera”, detalla Barrigüete. “Hay jugadores que tienen graves problemas con este producto y juegan con las medias cortadas y enganchadas con esparadrapo para tener mejor sensación con la bota”, argumenta.

 

De momento, han mantenido conversaciones en Estados Unidos y Asia. En EEUU, han establecido los primeros contactos con la NFL, ya que en la patronal del futbol americano “están muy preocupados por las lesiones porque los jóvenes ya no lo practican por el miedo de sus padres y estos avances les parecen geniales”.

 

 

 

 

Por otro lado, en el continente asiático han empezado a producir “con fabricantes que tienen grandes estándares de calidad”, aunque para distribuir su producto se han fijado los principales mercados del fútbol como objetivo. Es decir, Europa y América.

 

Rhinob, que cuenta hoy en día con cinco empleados, plantea incluso que alguno de los futbolistas entre como inversor, ya que Barrigüete asume que ganar presencia en el fútbol de élite es muy difícil porque las medias son siempre un activo propiedad del club, cuestión que no ocurre en las botas, por ejemplo.

 

La empresa pretende seducir a algún futbolista de gran nivel para tener más visibilidad, aunque el verdadero negocio de Rhinob es el fútbol base. “Ahí es donde realmente está el negocio”, en los millones de niños que practican este deporte con sus medias, ya sean caras o baratas.