24 May 2022 | 10:27

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Asics vuelve a ‘pinchar’ y su beneficio retrocede un 17% hasta septiembre

El fabricante de artículos deportivos facturó 286.166 millones de yenes (2.368 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2019. El beneficio neto se situó en 7.172 millones de yenes (59,3 millones de euros).

Palco23

04 nov 2019 - 11:49

El fabricante nipón de artículos deportivos facturó 286.166 millones de yenes (2.368 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2019. El beneficio neto se situó en 7.172 millones de yenes (59,3 millones de euros).

 

 

Asics no levanta cabeza en 2019 y continúa empeorando los malos resultados económicos. El fabricante nipón de artículos deportivos cerró los nueve primeros meses del año con un retroceso en la facturación del 3,2%, hasta 286.166 millones de yenes (2.368 millones de euros). Su beneficio neto, por su parte, cayó un 17%, hasta 7.172 millones de yenes (59,3 millones de euros).

 

De nuevo, Asics volvió a pinchar en todas sus categorías de producto. En running, que representa su principal fuente de ingresos, sus ventas se situaron en 126.728 millones de yenes (1.048,7 millones de euros), un 5,1% menos. En los artículos de moda deportiva la caída en la facturación fue similar, del 5%, situándose en 25.499 millones de yenes (211 millones de euros).

 

Los productos especializados en otros deportes también experimentaron un retroceso del 0,5%, hasta 33.059 millones de yenes (273,5 millones de euros). El mayor cambio, sin embargo, se ha producido en las categorías de textil y equipamiento, donde las ventas cayeron un 12,5% respecto al mismo período del año anterior, y se situaron en 29.753 millones de yenes (246,2 millones de euros).

 

Por regiones, Asics mantiene un ritmo de crecimiento estable en Japón y Norteamérica, del 2,7% en su principal mercado, y del 1,6% en Estados Unidos y Canadá. Los malos resultados se explican por la caída del negocio en Europa y China. En el Viejo Continente la facturación se situó en 71.495 millones de yenes (591,6 millones de euros), un 12,4% menos, mientras que en el gigante asiático el retroceso fue del 4,8%.