Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Jueves, 19 Abril 201823:11:41

Buscador

; Menu
h Entorno

Tarragona 2018: 70 millones de euros, 150.000 espectadores y 3.000 deportistas

A falta de tres meses para que los Juegos Mediterráneos den el pistoletazo de salida, Tarragona ultima los preparativos con la aspiración de generar un legado para la ciudad en el largo plazo.

23 Mar 2018 — 04:57
P. López
Temas relacionados
Me interesa

La Administración ha aportado el 81,4% de los recursos para albergar los Juegos Mediterráneos

 

 

Trascender. Ese es el objetivo de las estrellas del deporte que buscan hacer historia y es, a su vez, la quimera que persiguen las grandes citas deportivas internacionales. Los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2018 no son una excepción. Con un año de retraso en su celebración por la sequía presupuestaria y la inestabilidad política, la ciudad ultima los detalles para levantar el telón de los Juegos más austeros de la historia reciente. Un total de 70,25 millones de euros conforman el presupuesto del evento, que en un 81,4% ha sido aportado por las instituciones públicas.

 

La Administración que más se ha volcado con el certamen ha sido la Generalitat de Catalunya. Su aportación de 18 millones de euros se ha destinado íntegramente a financiar la construcción del Palacio de Deportes, uno de los dos únicos complejos que se han construido para albergar el evento. El resto ya estaban construidos y, a lo sumo, han sido renovados para la ocasión. “Eso nos ha permitido reducir los costes y renovar el parque de instalaciones de la zona”, asegura a Palco23 el comisionado de Tarragona 2018, Javier Villamayor.

 

El gobierno estatal también se ha implicado con una inversión total de 15 millones de euros. Parte de este dinero (tres millones) se destinaron a la construcción de la piscina olímpica. “En ambos casos son complejos que la ciudad demandaba desde hacía tiempo. No hemos construido nada que no fuera necesario”, asegura el responsable. El apoyo estatal también ha servido para remodelar el estadio del Nástic con una inversión de 1,7 millones, el estadio de atletismo y cubrir el presupuesto operativo.

 

 

 

 

La búsqueda de la sostenibilidad ha llevado a Tarragona a buscar apoyo en trece municipios de los alrededores para que alberguen pruebas, una solidaridad que se ha visto traducida en la subvención de nueve millones de la diputación para mejorar infraestructuras en El Vendrell, Cambrils y Calafell. Las pruebas de remo y piragüismo, así como la hípica, se celebrarán en el Canal Olímpico de Castelldefels y el Real Club de Polo de Barcelona, respectivamente, lo que ha empujado a la Diputación de Barcelona a invertir 1,2 millones para la puesta a punto de estas instalaciones.

 

A este paquete de ayudas se suman los 14 millones del Ayuntamiento de Tarragona para pagar el canon de dos millones de euros al Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos (Cijm) y la urbanización de la Anilla Mediterránea y punto neurálgico de los Juegos, con un coste de 12 millones. ¿El objetivo? Crear un legado deportivo y urbano que proyecte la ciudad hacia el exterior y mejore las zonas de la ciudad en riesgo de exclusión social, según argumentan sobre su inversión.

 

Entre los patrocinadores del evento están CaixaBank, Movistar, Loterías y Apuestas del Estado, Repsol, Estrella Damm, El Corte Inglés, Dow, Borges, Toyota, Agbar, Ercros y Comsa, que además de apoyar financieramente el evento aportarán producto y conocimiento. Sus aportaciones económicas han sido de 13 millones, una ayuda impulsada por las exenciones fiscales derivadas de ser un evento de excepcional interés.

 

 

 

 

Se trata de una medida promovida por el Consejo Superior de Deportes (CSD) en 2015 para ofrecer beneficios fiscales con exenciones de hasta el 90% para aquellas empresas que esponsoricen eventos y clubes deportivos. “Es imprescindible ser declarado eventos de interés público para provocar que las firmas hagan aportaciones. Al final, por visibilizar la marca se obtiene una exención fiscal”, indica Villamayor.

 

Para el comisionado, la visibilidad mediática va de la mano de las retransmisiones televisivas. “El retorno se les garantiza mediante los tres acuerdos estratégicos que hemos firmado con los medios de comunicación para que Rtve, la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (Ccma) y La Xarxa, que es la agrupación de televisiones locales.

 

 

 

 

Otra de las medidas de impacto para controlar el gasto presupuestario ha sido rechazar la construcción de una villa mediterránea y aprovechar la infraestructura hotelera de la Costa Daurada. “Teníamos claro que no construiríamos viviendas nuevas para acoger a los atletas para que luego quedaran abandonadas. La sostenibilidad ha sido clave”, subraya. En total, 4.000 deportistas competirán en la cita en alguna de las 33 disciplinas deportivas que tendrán presencia. El objetivo es congregar a más de 150.000 espectadores, un hito que Tarragona 2018 prevé conseguir.

Publicidad
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...