Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Jueves, 13 Diciembre 201803:31:49

Buscador

;Menu
h Entorno

Los diez grandes interrogantes del negocio del deporte en 2018

Los próximos doce meses vendrán marcados por decisiones determinantes para la industria, como la nueva Ley del Deporte, el convenio colectivo de las instalaciones deportivas o la venta de los derechos de televisión de LaLiga, la ACB o Fórmula 1. 
02 Ene 2018 — 04:59
M. Menchén
Compartir
Me interesa

Cuáles serán los momentos clave de 2018 en la industria del deporte

 

 

Aprobación de una nueva Ley del Deporte y mayor seguridad jurídica

Este 2018 debe ser el año de la reforma más profunda que haya experimentado la Ley del Deporte en España. Todos los actores implicados, incluidos los partidos políticos, asumen la necesaria actualización del marco normativo de este sector, especialmente tras las deficiencias detectadas durante la última crisis económica. Se espera que la nueva norma defina mejor el modelo de financiación y profundice en la buena gobernanza de las federaciones, que, si bien son privadas, tienen delegadas funciones públicas.

 

Aunque no dependa de la Ley del Deporte, el sector lleva tiempo reclamando otra serie de medidas que ayudarían al desarrollo de las organizaciones, como una fiscalidad más clara en cuanto a bonificaciones por patrocinio y mecenazgo, o la clarificación de las normas fiscales que atañen a la actividad de los clubes y los deportistas con altos salarios. Los últimos dos años han estado cargados de inseguridad para muchos, tanto en la tributación de las rentas de los jugadores de fútbol como en los mecanismos de cobro por parte de los agentes. ¿Será el año en que se resuelva?

 

 

Un acuerdo definitivo para el marco laboral dentro de las instalaciones deportivas

En octubre todo parecía indicar que los gestores de instalaciones deportivas comenzarían 2018 con un marco laboral estable y con los mimbres necesarios para establecerse a largo plazo. Sin embargo, a finales de ese mismo mes se rompieron las conversaciones entre la patronal Fneid y los sindicatos, sin que por ahora parezca que se haya reconducido la situación. Se trata de una de las grandes preocupaciones de los empresarios, por lo que la firma del IV convenio colectivo estatal de instalaciones deportivas se hace más necesaria que nunca en un momento de clara expansión de las cadenas de gimnasios.

 

El gran escollo es el artículo de compensación y absorción del incremento salarial, reclamado por los empresarios para evitar un fuerte incremento de los costes laborales y exigido por los representantes de los trabajadores para que una parte de las plantillas no viera congelada su nómina por un tiempo. Esta discrepancia ha hecho que, por ahora, no entre en vigor un aumento salarial del 1,5% más el IPC para 2016, con carácter retroactivo; un alza del 1,25% más el IPC en 2017, y un incremento idéntico para 2018. A día de hoy, el salario mínimo de un empleado del sector oscila entre 794,31 euros y 1.098,16 euros mensuales.

 

 

 

 

Barça-Madrid, ante el reto de su mayor inversión en la historia

Los próximos meses serán determinantes para las dos mayores inversiones que se han anunciado en la industria del fútbol español. FC Barcelona y Real Madrid lograron en 2017 los permisos necesarios para la reforma de sus respectivos estadios, y ambos necesitarán antes del verano aclarar cómo financiarán obras que ascienden a 600 millones y 400 millones de euros, respectivamente. El desafío, como ha evidenciado este curso el Atlético de Madrid, será conseguir que el aumento de la deuda y los recursos destinados a infraestructuras no vaya en detrimento de la parcela deportiva.

 

El presidente blaugrana, Josep Maria Bartomeu, aseguró que antes del verano convocará una asamblea para aprobar el acuerdo de venta de los naming rights del Camp Nou o el Espai Barça al completo, incluido el Palau Blaugrana, por una cifra superior a los 20 millones de euros anuales. En su caso, también se espera el anuncio de nuevas fuentes de ingresos que ayuden a generar 150 millones más por temporada para compensar el fuerte aumento de los costes estructurales de la plantilla. Ya ha trascendido un principio de acuerdo con Beko, por el que el fabricante turco de electrodomésticos daría nombre a la ciudad deportiva.

 

En cuanto al Real Madrid, la entidad presidida por Florentino Pérez asume que acabará litigando con el nuevo dueño de Ipic y Cepsa, tras su decisión de renunciar al principio de acuerdo que alcanzó en 2014 para dar nombre al Santiago Bernabéu. En las oficinas de Concha Espina consideran que el proyecto no ha sufrido ningún cambio sustancial que avale jurídicamente la marcha atrás del patrocinador, pero es una cuestión que deberá resolverse también a corto plazo.

 

 

 

 

Las competiciones vuelven a salir al mercado para vender sus derechos de TV

El mercado audiovisual se está redefiniendo por completo, con nuevos potenciales actores emergiendo y con un cambiante comportamiento en el modo en cómo los aficionados consumen las retransmisiones deportivas. Nadie se atreve a aventurar si ello irá en favor o en contra del precio de los derechos de televisión, pero LaLiga ya ha dejado claro que su ambición es alcanzar los 2.300 millones de euros por temporada en el nuevo ciclo, un 30% más que en el actual. La ACB, por su parte, confía en alargar su vínculo con Telefónica, que, si bien le ha hecho bajar en audiencias, asegura unos importantes ingresos a todos los equipos.

 

Mientras que en el caso de la Liga Endesa se da por hecho que la única opción es la plataforma de pago Movistar si no se quiere renunciar al dinero, la patronal del fútbol español si tiene un mayor abanico de posibilidades. A finales de este mes se espera que se resuelvan las adjudicaciones de las emisiones de la Liga Santander en los principales países de Europa, que ya permitirán conocer si realmente ha crecido el interés por la competición en el extranjero. En la segunda mitad de 2018 se activará la subasta por los derechos de televisión en España, con Mediapro como claro candidato para retener el principal lote (ocho partidos por jornada), tras imponerse a Telefónica en la puja por la exclusiva de la Champions League.

 

En el mundo del motor, toda la industria de por hecho que el grupo español de telecomunicaciones retendrá la exclusiva sobre la Fórmula 1 y MotoGP, toda vez que ya fue la única que en su momento pujó fuerte y que son, junto al fútbol, dos competiciones que más abonados arrastran. Además, sería un contenido diferencial en tanto que Vodafone ya ha dicho que renunciará a sublicenciar estos canales.

 

 

 


Redefinición del negocio de distribución, con fusiones y ofensivas de las marcas

El negocio online tiene cada vez un mayor peso en la cuenta de resultados de los grandes fabricantes de artículos deportivos, que llevan varios meses redefiniendo su estrategia. La decisión de Nike de centrarse en cuarenta grandes retailers de todo el mundo y priorizar la venta directa al consumidor dan alguna pista sobre hacia dónde va la reestructuración de la distribución deportiva, especialmente en cuanto a los formatos multimarca.

 

Decathlon, pese a que obtiene el grueso de su facturación con marcas propias, ha apuntado ya que la supervivencia del establecimiento físico en deporte irá muy ligado a la creación de comunidades y un servicio de asesoramiento que vaya más allá de la reparación de equipamiento como las bicicletas. Otro interrogante a resolver es si proseguirán las operaciones corporativas en busca de tamaño y volumen, como la alianza de JD Sports con Sprinter y Sport Zone en la Península Ibérica.

 

 

Un consumidor, con más confianza y mayor concienciación sobre la vida saludable

Algunos quieren hablar de burbuja, y otros ven claramente que el margen de recorrido es amplio. Se estima que hoy sólo hay un 15% de la población española que está apuntada a un gimnasio, mientras que la ratio de ciudadanos que practican deporte con regularidad no alcanza el 50%. El sector espera que un nuevo año de crecimiento económica se traslade a la confianza de los consumidores y al gasto que anualmente realizan en deporte, que en 2016 ya rozó los 5.000 millones de euros tras crecer un 7%.

 

La mayor concienciación social sobre los beneficios de una vida saludable sustenta el optimismo de los empresarios, aunque factores externos como la situación política podrían suponer algún tipo de escollo. Los próximos meses serán determinantes para definir la relación entre Cataluña y el resto de España, sin que pueda descartarse un nuevo proceso electoral en la comunidad autónoma o incluso en el conjunto del país. Oficialmente, los ciudadanos no serán llamados a las urnas hasta las elecciones municipales de 2019.

 

 

 

 

El deporte femenino, una escalada imparable hacia la normalidad

Las mujeres se han convertido en un objetivo prioritario para las marcas, que ven en la normalización de sus competiciones un motor clave para su crecimiento. El último año fue el de la irrupción con fuerza de la Iberdrola Primera División Femenina de fútbol en España, un éxito que el Gobierno quiere intentar replicar en el resto de disciplinas con el apoyo económico de grandes patrocinadores como Iberdrola o DIA. El número de deportistas federadas no ha dejado de crecer anualmente, y los profesionales esperan su creciente presencia en medios permita mantener esta tendencia, que antes sólo era posible por atletas de disciplinas individuales como el tenis, la natación o el atletismo.

 

 

Los eSports y su profesionalización. ¿Se dibujará el marco regulatorio definitivo?

Dos años de intenso desarrollo de un segmento que, si bien en términos de negocio aún es escaso, toda la industria del deporte quiere abordar. Su principal reto a corto plazo es generar la estabilidad jurídica y empresarial necesaria para favorecer las inversiones y la llegada de nuevos patrocinadores, ante el desconocimiento que aún existe sobre la influencia real de estos eventos sobre los consumidores.

 

En España, la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) ha decidido cerrar la competición y eliminar los ascensos y descensos, con tal de permitir que los equipos participantes tengan seguridad en que podrán amortizar las inversiones a medio y largo plazo. Es una exigencia de Riot Games, desarrollador de League of Legends y que en Estados Unidos ya ha optado por esta fórmula para hacer crecer el negocio. La Fifa, por su parte, acabará de analizar si hay interés en explotar comercialmente sus series mundiales junto a EA Sports, y se espera el debut de la alianza entre Konami y Gerard Piqué.

 

 

 

 

El dopaje sitúa a Rusia en el foco de atención, pero también a Chris Froome

En verano, el Mundial de Fútbol de Rusia 2018. En invierno, los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018. Son las dos grandes citas del año y ambas estarán marcadas por la decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de expulsar de sus competiciones al país dirigido por Vladimir Putin. La decisión ha provocado la salida del presidente del comité organizador del torneo futbolístico, Vitali Mutko, quien como viceministro de Deportes está en el foco de las autoridades por presuntamente haber promovido un sistema de dopaje de los principales atletas del país. El dirigente ruso quiere supervisar cada detalle de su defensa ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), en el que será el mayor caso de adulteración de resultados que se haya investigado en la historia reciente.

 

A menor escala, el ciclista Chris Froome también deberá demostrar que su positivo por salbutamol en la última edición de La Vuelta se produjo realmente por sus problemas de asma y no por un intento de obtener ventaja respecto a sus rivales. Es un nuevo caso que afecta al deporte que, junto al atletismo, se ha visto más dañado por el uso de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento.

 

 

La Roja, pendiente de Villar y del recelo de la Fifa a la intervención del Gobierno

Todo apunta a que finalmente habrá repetición de las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (Rfef). Eso sí, dependerá del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) que la reedición sea parcial y sólo se vote a un nuevo presidente, o sea total y también se exija un nuevo proceso para escoger a los asambleístas. La operación Soule puso en evidencia que se habían cometido numerosas irregularidades en la gestión del organismo, pero también en la manera en cómo Ángel María Villar buscó ganar votos. El dirigente vasco ya ha avanzado que presentará batalla legal para retener la presidencia, mientras que la Fifa se reunirá próximamente con el Consejo Superior de Deportes (CSD) para analizar una situación en la que percibe injerencias gubernamentales que no tolera. La amenaza para La Roja es perder su plaza en el Mundial de Rusia, y para España sería que un organismo privado intente quedarse al margen de la legislación nacional.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...