11 Ago 2022 | 08:09

Líder en información económica del deporte

Entorno

Cero interés: la mitad de los europeos son sedentarios por falta de incentivos para hacer deporte

Aunque entre los españoles la falta de motivación es el motivo que más pesa, el 18,7% de las personas que no hacen deporte aseguran que es por motivos económicos, siete puntos más que la media europea.

P. López

13 abr 2020 - 04:59

El 52% de los europeos sedentarios afirman serlo porque no tienen interés en practicar deporte

 

 

La causa no son ni los problemas de salud que impiden entrenar, ni la situación económica de cada uno. El principal motivo por el que los europeos no se ejercitan es la falta de interés en la práctica deportiva. Y es un desinterés que mantiene en un modo de vida sedentario al 52% de las personas. Así lo aseguran los registros de Eurostat, que apunta a “otros motivos” como la segunda causa más frecuente para no ser una persona activa físicamente, seguido de los motivos económicos (11%) y, por último, la falta de oferta deportiva en su entorno (5%).

 

En el caso de España, el motivo al que apuntan los ciudadanos es ligeramente distinto, ya que el 42,5% de las personas inactivas apuntan a la falta de interés, por el 36% que se refiere a otros motivos, como la salud. Sin embargo, el porcentaje de población que relaciona no hacer deporte con su poder adquisitivo se eleva al 18,7%, más de siete puntos por encima de la media europea. Sólo un país le supera y es Grecia, con el 20,3% de las personas que señalan a este motivo, según los datos facilitados por el organismo estadístico en 2015.

 

Grecia es, a su vez, el país donde la tasa de desinterés es más elevada, pues siete de cada diez griegos afirman no hacer deporte porque no les apetece. En cambio, España es el quinto país en el que menos se apunta a este motivo, por detrás de Bulgaria (27,4%), Rumanía (30,3%), Croacia (33,9%) y Lituania (41,6%). En el caso de Rumanía, hasta un 20,7% afirma que no se ejercita porque no tiene instalaciones para ello en el vecindario, y un 33,2% apunta a otros motivos, mientras que el 15,9% de los rumanos afirma no disponer de recursos para ello.

 

En el caso de Croacia, hasta un 56,7% de la población admite que no se ejercita por causas ajenas a la falta de interés, de oferta o de recursos y, aunque Eurostat no detalla las causas, podrían deberse a falta de tiempo libre para entrenar o a sufrir lesiones o problemas físicos que impiden o dificultan la práctica.

 

 

 

 

Entre los países donde los sedentarios afirman no ejercitarse por falta de interés está Holanda y Suecia, que precisamente son países en los que la tasa de sedentarismo es baja. De hecho, Holanda es el país europeo en el que mayor porcentaje de la población se ejercita al menos una vez por semana, con el 53%.

 

El porcentaje de mujeres que apunta la falta de interés como causa de su sedentarismo es más de diez puntos superior al de los hombres. El 56,9% de las europeas sedentarias afirma no ejercitarse por este motivo, por el 45,2% de los europeos. “Las mujeres suelen abandonar la práctica deportiva antes que los hombres y, en el caso de las niñas el motivo es que asumen responsabilidad y hobbies distintos”, explica Xavier Medina, antropólogo y profesor de Estudios de Ciencias de la Salud en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

 

Para Medina, en España fue clave la oleada post Juegos Olímpicos de Barcelona’92. “Se ha vivido de las rentas de décadas pasadas, de la inversión en infraestructuras y márketing para concienciar a la población; para ganar interés en la sociedad es necesario ofrecer una oferta más atractiva y ampliar los horarios de uso de las instalaciones, algo que ya hemos visto con los gimnasios que abren durante todo el día o con horarios amplios”, apunta.

 

La edad también juega un papel decisivo. La falta de interés entre las sedentarias de entre 16 y 24 años se eleva al 62,8%, mientras que entre los jóvenes la tasa es del 49,4%. Aunque la falta de motivación continúa siendo el motivo principal, a medida que avanza la edad empieza a ganar peso el motivo económico. De ahí que, entre las mujeres de entre 35 y 49 años, los motivos financieros provoquen que el 11,9% de las europeas no haga deporte, por el 17% de los varones.

 

 

 

 

El caso español es particular por ser uno de los países más sensibles al precio, según los datos facilitados por Eurostat. En este nicho de edad, el 28,4% de los varones españoles apunta a los motivos económicos al justificar su sedentarismo, una tasa sólo superada por Grecia, con el 40,7% de los hombres. Una vez superados los 50 años, vuelve a ganar peso la falta de interés y la falta de oferta deportiva en los alrededores de la residencia, entre otros motivos. “El abandono del deporte se debe a una falta de interés, aunque la cuestión económica puede influir especialmente en la población de mediana edad, con familia, puesto que tiene otras prioridades a las que dedicar su presupuesto”, apunta Medina.

 

El experto apunta a que las nuevas generaciones están creciendo con hábitos menos activos, especialmente en el medio urbano. “Los niños ahora no pueden salir solos a la calle a jugar, hay que acompañarlos y no siempre es posible; ahora estamos en un contexto cada vez más virtual, y eso implica un mayor sedentarismo”, advierte.

 

La otra cara de la moneda es la tercera edad, puesto que un 44,7% de los mayores de 75 años apuntan a otros motivos, en los que se enmarca la falta de salud, como razón por la que no hacen ejercicio, y sólo un 4,3% admite no ser activo por motivos económicos.