Líder en información económica del deporte

Entorno

La crisis golpea al deporte: el 38% de los aficionados recorta gastos en eventos

Un 18% de los europeos abonados a un gimnasio han dejado de ir en octubre por la crisis, cifra que representa un punto menos que en septiembre y julio, pero un punto más que en mayo. Un 24% apunta que dejará de ir si es necesario.

La crisis golpea al deporte: el 38% de los aficionados recorta gastos en eventos
Un 39% de los europeos está dispuesto a recortar su gasto en eventos deportivos, cine y teatro en los próximos seis meses si es necesario, un punto menos que el mes anterior.

Miquel López-Egea

25 nov 2022 - 05:00

Crisis en el sector de los eventos deportivos. Un 38% de los europeos dejó de ir a eventos deportivos en octubre a causa del aumento de la inflación y el descenso de la confianza del consumidor, según una encuesta realizada por Morgan Stanley. En la oleada de julio, esta cifra era de cuatro puntos menos y en mayo, de seis puntos menos. Los recortes en eventos deportivos continúan por detrás de bares y restauración y ropa y calzado.

 

Un 39% de los europeos está dispuesto a recortar su gasto en eventos deportivos, cine y teatro en los próximos seis meses si es necesario, un punto menos que el mes anterior. En mayo y julio, un 38% de los aficionados ya aseguraba que dejaría de ir a los estadios y los pabellones si fuera necesario.

 

En el sector del fitness, un 18% de los europeos ha dejado de ir al gimnasio en octubre por la crisis, cifra que representa un punto menos que en septiembre y julio, pero un punto más que en mayo. Además, en los próximos seis meses, un 24% de los clientes dice que dejará de ir al gimnasio si es necesario, lo que representa un punto menos que en septiembre y dos puntos menos que en julio y mayo.

 

 

 

 

“No se percibe un mayor deterioro en el consumo”, explica Morgan Stanley, que asegura que en la cuarta ola de su informe, en algunos casos, existe una “modesta mejora”, aunque a niveles históricamente bajos. Pese a esto, el número de personas que aseguran que han recortado en agua caliente y calefacción se ha disparado hasta un 32% en octubre, lo que representa un incremento de siete puntos porcentuales frente a la anterior encuesta.

 

Morgan Stanley también considera que tanto los eventos deportivos como las membresías a los gimnasios se mantuvieron “razonablemente bien” y, de hecho, asegura que ir al gimnasio “volvió a ser la actividad de ocio más resistente, con recortes estables”. De hecho, sólo un 15% de los encuestados pone el gimnasio entre sus cinco actividades prioritarias a recortar.

 

Por otro lado, mientras en otros sectores los usuarios apuestan por reducir la frecuencia del gasto o elegir alternativas más baratas, un 73% de los usuarios del gimnasio asegura que dejaría de ir al completo en caso de haberse obligado a recortar gastos, en lugar se buscar un abono más barato.

 

 

 

 

En este contexto, un 38% de los usuarios espera que su situación empeore en los próximos seis meses, lo que representa cinco puntos menos que en la oleada anterior. Por lo contrario, un 18% espera que mejore, dos puntos menos que en la encuesta anterior, siendo los ciudadanos de Alemania y Francia los que más perciben una mejoría.

 

Sólo un 32% de los usuarios dice tener ahorros suficientes para mantener su estilo de vida durante los próximos meses. Pese a esto, dos tercios de los encuestados aún tienen ahorros en sus reservas después de pagar las facturas, tal como indicaron en la anterior oleada, lo que indica que “hay una estabilización de las finanzas de los hogares”.

 

En esta línea, los ciudadanos españoles e italianos son los que peor se encuentran y a los que más les cuesta llegar a fin de mes; de hecho, el número de españoles que tuvo que recurrir a la financiación para hacer frente a sus facturas en octubre fue del 34%, un 5% más que el mes anterior. De hecho, la mitad de los boomers españoles tuvo que recurrir a financiación en octubre, catorce puntos porcentuales más que el mes anterior. Según el informe, la media de ahorros entre los españoles disminuyó hasta 16.037 euros, un 2,5% menos que el mes anterior.