07 Oct 2022 | 17:28

Líder en información económica del deporte

Entorno

Los hogares con un solo adulto, los que más recortan su renta en 2021

Con todos los huevos en la misma cesta, las unidades familiares monoparentales y unipersonales son las que registraron una caída más pronunciada de la renta. También ha descendido la renta media de los hogares con dos adultos.

Los hogares con un solo adulto, los que más recortan su renta en 2021
El riesgo de pobreza en España llevaba años reduciéndose, pero con la llegada de la pandemia acumula dos años de crecimiento. Alcanzó su punto más bajo en 2019, con un 26,2%, pero ahora ha vuelto a niveles de 2016.  

M. Tamayo

11 ago 2022 - 05:00

Mal momento para personas que viven solas y familias monoparentales. Durante 2021, los hogares que contaban con un solo adulto fueron los que registraron una mayor caída de su renta anual, según se desprende de la última encuesta de condiciones de vida publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

 

En concreto, los hogares de una sola persona anotaron un descenso interanual del 2,5%, mientras que en las unidades familiares con un adulto con uno o más niños anotaron una caída de la renta del 10,6%. En ambos casos, la renta media está por debajo de la del conjunto de la población, situada en 18.104 euros, tras un descenso interanual del 0,1%. En el caso de los adultos que viven solos, la renta se sitúa en 16.660 euros, mientras que en las familias monoparentales es de 11.737 euros, la más baja entre los grupos analizados. 

 

En el último año, también ha descendido la renta media de los hogares con dos adultos y uno o más niños, aunque su recorte ha sido menor, del 0,4%. El grupo registra una renta media anual de 17.496 euros. 

 

Por el contrario, los hogares con más de dos adultos y sin niños dependientes han registrado un repunte del 2,9% en su renta media, hasta 10.870 euros. También ha aumentado la renta de otros hogares con niños dependientes un 1,3%, alcanzando 15.384 euros. El grupo con una renta media más elevada, los hogares donde conviven dos adultos sin niños dependientes, han mantenido su renta prácticamente plana, sólo registrando un repunte del 0,03%, hasta 20.834 euros. 

 

 

 

Respecto al periodo anterior a la pandemia, el grupo de familias monoparentales es el único que no ha aumentado sus ingresos anuales, sino que ha registrado una caída del 9,3%. Quienes más lo han hecho crecer son las personas que viven en pareja y sin hijos, tras anotar un alza en sus rentas del 8,1%. 

 

Aumenta el riesgo de pobreza

Durante el último año, ha aumentado la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social. En total, la tasa alcanzó el 27,8% de la población residente en España, frente al 27% anotado un año atrás. 

 

El riesgo de pobreza en España llevaba años reduciéndose, pero con la llegada de la pandemia acumula dos años de crecimiento. Alcanzó su punto más bajo en 2019, con un 26,2%, pero ahora ha vuelto a niveles de 2016.  

 

El grupo de edad más golpeado son los menores de 16 años, en los que la tasa se ha incrementado 1,4 puntos. En el caso de las personas de entre 16 y 64 años, el riesgo de pobreza ha crecido 1,3 puntos. Por el contrario, bajó 1,1 puntos entre los mayores de 65 años.

 

Este es un indicador que mide la desigualdad, ya que no mide la pobreza, si no cuántas personas tienen ingresos bajos en relación con el conjunto de la población. Según el propio Eurostat, este tipo de población no puede permitirse sustituir ropa estropeada por otra nueva, tener dos pares de zapatos en buenas condiciones, participar en actividades de ocio, irse de vacaciones o mantener la vivienda a una temperatura adecuada.