21 May 2022 | 04:40

Líder en información económica del deporte

Entorno

El gasto público, al alza: las CCAA invertirán 271,6 millones en deporte en 2018

Navarra, Islas Baleares y La Rioja son las comunidades que mayor gasto realizan por habitante, mientras que Melilla, Castilla y León y la Comunidad Valenciana están a la cola.

Patricia López

11 ene 2018 - 05:00

Las Administraciones Autonómicas suman un presupuesto deportivo que rebasa los 270 millones de euros en 2018

 

 

Arranca un nuevo año y, con él, la Administración pone en juego sus presupuestos para cubrir las necesidades de cada región. En un contexto de incipiente recuperación económica, la inversión pública en deporte también vuelve a coger oxígeno. A falta de conocer la previsión de gasto de Aragón, los gobiernos autonómicos destinarán un total de 271,6 millones de euros a sus programas de deporte, según los datos recopilados por Palco23 a partir de los proyectos de presupuestos para este año.

 

Cataluña es la comunidad autónoma que más invertirá en actividad física, con 72,8 millones de euros que irán a parar al Consell Catalá de l’Esport, la Secretaría General del Deporte, el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat, el Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña (INEFC), el Canal Olímpic y el Circuito de Motocròs de Catalunya. Además, el Gobierno también subvenciona el Circuit de Barcelona-Catalunya y otros evento, como la Volta a Catalunya, los Juegos Mediterráneos y el Europeo de Waterpolo, que tendrá lugar en la capital catalana este año.

 

Parte de los 72,8 millones va destinada al mantenimiento de los 41.500 espacios deportivos censados. Para garantizar su viabilidad sin comprometer la rentabilidad de la Generalitat, desde hace más de dos décadas se ha apostado por el modelo de colaboración público-privada, basada en derivar la explotación de los complejos a clubes deportivos y gestoras especializadas. En una práctica que empezó en Barcelona con los Juegos Olímpicos de 1992 y que se ha ido extendiendo a otras ciudades.

 

 

 

 

Pese al elevado gasto, la inversión en deporte por ciudadano no es la más alta de España. De hecho, hay siete comunidades autónomas que destinan mayor cantidad por habitante. Destacan Navarra, con 31,4 euros por residente, seguida de las Islas Baleares (25,1 euros) y La Rioja (21,4 euros).

 

Con el permiso de Cataluña, Andalucía es la comunidad autónoma que más invertirá, con 43 millones de euros, debido al elevado volumen de población de la región. Sin embargo, esta autonomía está entre las que menos gastará en deporte por habitante, con una media de 5,1 euros. En peor posición están Melilla (1,17 euros), Castilla y León (3,48 euros), la Comunidad Valenciana (3,5 euros) o el País Vasco (3,8 euros). La inversión media por habitante en España es de 15,7 euros.

 

Los casos valencianos y vascos son destacables, ya que ambas regiones cuentan con un parque de instalaciones deportivas amplio, con su derivado gasto de mantenimiento. Se trata de dos territorios que han apostado por sacar a concurso la gestión de sus instalaciones y, aunque también disponen de una amplia red de centros de gestión directa, la gran mayoría depende de los gobiernos municipales y de las diputaciones, y no del autonómico.

 

 

 

 

De hecho, las principales partidas presupuestarias de los gobiernos autonómicos van dirigidas a las federaciones autonómicas, a impulsar a los clubes deportivos y también al deporte de alta competición, que abarca tanto a entidades que militan en las principales categorías como a deportistas de élite. Por su parte, los presupuestos de los ayuntamientos suelen cumplir funciones más locales, como la subvención de instalaciones, el reparto de becas deportivas para el público infantil y de ayudas económicas para reducir el coste de los abonos de los gimnasios municipales.

 

Además, Valencia tiene la particularidad de que subvenciona el circuito de Cheste, utilizado en Moto GP, mientras que el Gobierno del País Vasco apoya a numerosos equipos y competiciones, como la Liga de traineras, a través de la marca Eusko Label, subvencionada con fondos públicos.

 

En cuanto a la Comunidad de Madrid, la tercera más poblada del país, el gasto previsto para este año es de 34,5 millones y una media de 5,3 euros por madrileño. Es la región que más estanca su inversión, que sólo crece un 0,02% respecto al año pasado. En peor situación está el presupuesto deportivo de la Región de Murcia, que se reduce un 6,14%; el del País Vasco, que se reduce un 4,9%, y el de la Comunidad Valenciana, con una contracción del 3,8%.

 

 

 

 

En dinámica opuesta está Canarias, que este año invertirá 10,5 millones, un 40,59% más, con el fin de impulsar los deportes autóctonos, subvencionar a clubes y federaciones e impulsar un nuevo marco normativo del deporte. También destaca el aumento del 38% en las Islas Baleares, que alcanzará 29 millones de euros debido a la construcción del Palma Arena, al que se destinará 8 millones, y a hacer frente a la deuda del velódromo, de tres millones. Estas dos partidas representan una tercera parte del presupuesto. Baleares es la comunidad que más ha aumentado su gasto en los dos últimos años, con un aumento 10 millones desde 2016.

 

El presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete, ha afirmado en numerosas ocasiones que “la lucha contra el sedentarismo es una cuestión de Estado”. Desde el Gobierno se ha diseñado una hoja de ruta que debe dirigir a la Administración a fomentar la práctica de actividad física, algo que los ejecutivos autonómicos han interiorizado en los últimos tiempos. ¿Será 2018 el año en que se dé el impulso definitivo al deporte?