Líder en información económica del deporte

Entorno

El deporte catalán, encabezado por Barça y Espanyol, enseña la tarjeta roja al Gobierno por sus últimas medidas

Palco23

20 mar 2015 - 11:05

Las últimas medidas adoptadas por el Gobierno a nivel deportivo no han sentado nada bien a las entidades del sector, que se consideran atacadas en uno de sus peores momentos económicos. La Real Federación Española de Fútbol (Rfef) y el Comité Olímpico Español (COE) son los que más fuerte han alzado la voz, y ayer la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (Ufec) se unió a la denuncia pública con un multitudinario acto reivindicativo en el que sacaron la tarjeta roja al Ejecutivo de Mariano Rajoy.

 

En total, más de mil personas (dirigentes, técnicos, deportistas, etc) se dieron cita en el Polideportivo de la Estació del Nord de Barcelona, donde se presentó un manifiesto al que se han adherido más de 6.000 personas bajo el lema Sortim a Guanyar (Salgamos a ganar).

 

'Tarjeta roja' simbólica de la Ufec.
'Tarjeta roja' simbólica de la Ufec.

 

Gerard Esteva, presidente de la Ufec, advirtió que las últimas decisiones legislativas "nos llevan a una falta de recursos que hace insostenible la situación". Entre estas medidas critican la decisión de obligar a regularizar la situación laboral de todas las personas que realizan alguna tarea en los clubes deportivos, lo que supone un coste superior a los 200 millones de euros en cuotas a la Seguridad Social sólo en Catalunya. Por ello, las federaciones catalanas reclaman que se cree la figura del voluntario deportivo, ya que en muy pocos casos esta actividad es su principal fuente de ingresos.

 

Entre los firmantes del manifiesto están el FC Barcelona y el RCD Espanyol, las dos entidades más grandes de una organización que reúne a 69 federaciones, 12.500 clubes, 123.576 profesionales activos en el sector deportivo y 700.000 deportistas federados. Al acto de ayer acudieron los dos presidentes, Josep Maria Bartomeu y Joan Collet, respectivamente, así como Jordi Villacampa (FIATC Joventut), entre otros. Todos ellos levantaron un papel roja en forma de mosaico que simbolizaba una gran tarjeta roja.

 

Más allá de la obligación de dar de alta en la Seguridad Social a los monitores, la Ufec también critica la obligatoriedad de disponer de una licencia deportiva estatal para competir en cualquier ámbito territorial, así como la rebaja de 100.000 euros a 50.000 el mínimo exento de ingresos a partir del cual una entidad deportiva está obligada a tributar por el Impuesto de Sociedades. También piden rebajar del 21% al 8% el tipo de IVA que se aplica a la prestación de servicios vinculados al deporte, como los gimnasios.