06 Jul 2022 | 14:31

Líder en información económica del deporte

Entorno

Alemania, Portugal y Reino Unido tiran de las exportaciones deportivas en 2020

Francia e Italia, principales clientes del sector español del equipamiento deportivo, reducen su demanda en el año de la pandemia, en el que las exportaciones totales registraron una subida del 1,3%.

C. De Angelis

22 feb 2021 - 04:53

Alemania, Portugal y Reino Unido tiran de las exportaciones deportivas en 2020

 

 

Año de éxitos y fracasos del sector español del equipamiento deportivo en los mercados internacionales. Durante el año de la pandemia, los dos principales clientes exteriores del sector, Francia e Italia, redujeron su demanda, mientras que el resto del top 5, es decir, Alemania, Portugal y Reino Unido, tiraron de las exportaciones. El ejercicio se cierra también con resultados récord en mercados como Suecia, Austria e Irlanda, y con fuertes batacazos en países como Polonia o Bélgica.

 

Los fabricantes españoles de bienes deportivos (artículos de moda deportiva y equipamiento para la práctica de diferentes deportes) cerraron el ejercicio con unas ventas al exterior de 794,7 millones de euros, lo que supone una subida del 1,3% en relación al ejercicio anterior.

 

Por su parte, las importaciones se redujeron un 9,8%, hasta 1.504,4 millones de euros. ¿Cómo evolucionaron en 2020 los principales clientes y proveedores del sector español del equipamiento deportivo?

 

Bajas y alzas en el ‘top 5’

El sector logró cerrar el año en positivo a pesar de la mala evolución de la demanda en sus dos principales mercados. Francia, primero en el ránking de los receptores de las exportaciones españolas de equipamiento deportivo, redujo sus compras un 3,9% en 2020, hasta 246,5 millones de euros. En el caso de Italia, en segunda posición, las exportaciones al país cayeron un 8,7%, hasta 91,8 millones de euros.

 

La evolución fue opuesta en el tercer, cuarto y quinto principales clientes exteriores del sector: Alemania, Portugal y Reino Unidos. Las ventas al mercado teutón aumentaron en 2020 un 12,5%, hasta 81,3 millones de euros. En el caso de Portugal, la subida fue del 4,6%, hasta 67,1 millones de euros, y en el de Reino Unido, del 7%, hasta 46,6 millones.

 

 

 

 

Estados Unidos mantiene el filón

En el resto del top 10, entre los principales clientes del sector español del equipamiento deportivo sólo hubo otro resultado positivo: Estados Unidos. El país norteamericano ha más que duplicado sus compras a España de este tipo de productos desde 2015 y cerró 2020 con unas importaciones procedentes de España por 21,7 millones de euros, un 14,7% más, hasta situarse en la octava posición en el ránking de clientes.

 

Por el contrario, las ventas a Polonia (sexto cliente exterior del sector) cayeron un 14,4%, hasta 31,9 millones de euros; a Bélgica (séptimo), un 13,9%, hasta 29 millones de euros y, Países Bajos y Rumania (en novena y décima posición) redujeron sus compras a ritmos del 2,8% y el 2,4%, respectivamente.

 

 

 

 

El deporte español, disparado en Irlanda, Suecia o Austria

Aunque fuera del top 10, y por tanto con magnitudes absolutas modestas, las exportaciones españolas de equipamiento deportivo se dispararon en mercados como Irlanda, Suecia y Austria. La mayor subida en términos relativos, del 281%, se produjo en Irlanda, cuya demanda de productos españoles llegó a 5,1 millones de euros, situando al país como el decimoctavo mayor cliente exterior del sector español del deporte.

 

En Suecia, la subida fue del 83,9%, hasta 11,8 millones de euros; en China, del 88,4%, hasta 4,44 millones, y en Austria, del 77,8%, hasta 9,75 millones de euros. En el top 20 para el sector, las ventas también se dispararon en países como Noruega, con un alza del 63,7%; Dinamarca, con un incremento del 53,8%; México, un 37,9%, y República Checa, con un aumento del 28,3%.

 

Sin grandes cambios en los proveedores

A diferencia de lo ocurrido en las exportaciones, casi todos los grandes proveedores españoles de equipamiento deportivo redujeron sus ventas de estos productos a España en 2020. China, principal país de origen de las importaciones de estos productos, redujo sus ventas al país un 5,2%, hasta 490,4 millones de euros.

 

Bélgica se mantuvo como segundo proveedor del sector, pese a reducir sus ventas a España un 14,6%, hasta 145,1 millones de euros, e Italia repitió en tercer lugar, con 107,2 millones de euros, un 4,6% menos.

 

 

 

 

También cayeron las importaciones procedentes de Países Bajos, Alemania y Portugal (situados en cuarta, quinta y sexta posición en el ránking de proveedores), con caídas del 18,1%, el 16,4% y el 22,5%, respectivamente.

 

Vietnam, situado en octavo lugar en el ránking, redujo sus ventas de equipamiento deportivo a España un 16,7%, hasta 68,5 millones de euros, y Reino Unido lo hizo un 20%, hasta 51 millones de euros.

 

Las únicas excepciones en el ránking de los principales proveedores españoles de equipamiento deportivo fueron Francia y Bangladesh. El país vecino vendió productos deportivos a España por 78,5 millones de euros, un 2,7% más, situándose en séptima posición en el ranking de proveedores.

 

En el caso de Bangladesh, las ventas de moda y otros artículos deportivos a España aumentaron en 2020 un 21,5%, hasta 58,5 millones de euros. También destacó el salto en las compras a Rumanía, que aumentaron un 114%, hasta 22,4 millones de euros, situando al país como el decimotercer mayor proveedor español de este tipo de productos.