Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Premier desenchufa en China: rompe el acuerdo audiovisual de 600 millones con Pptv

El fútbol inglés ha roto de forma anticipada el contrato, vigente hasta 2022. La filial de Suning habría dejado de pagar la cuota de marzo por el impacto del Covid-19 en la competición.

Palco23

03 sep 2020 - 15:30

La Premier desenchufa en China: rompe el acuerdo audiovisual de 600 millones con Pptv

 

 

La Premier League pone fin a uno de sus acuerdos más lucrativos. La liga inglesa ha roto el acuerdo de derechos audiovisuales en China con la plataforma de streaming Pptv. El contrato tenía una duración de tres años, hasta 2022, y estaba valorado en alrededor de 550 millones de libras (más de 600 millones de euros).

 

El gestor del fútbol inglés ha confirmado esta información en un comunicado. Esta decisión llega después de que Pptv, a través de su propietario Suning Holdings (que controla también el Inter de Milan), no hiciera frente a la cuota de marzo de unos 160 millones de libras.

 

Según Daily Mail, Pptv habría tratado de negociar el contrato a la baja y ampliarlo por otras tres temporadas por el impacto del Covid-19 en la temporada de la Premier League y, por tanto, también en su negocio.

 

La pérdida de los ingresos derivados del acuerdo con Pptv es un duro golpe para la Premier League. Este contrato era uno de los mayores de la liga inglesa en el área de los derechos audiovisuales, junto con el de la estadounidense NBC (de alrededor de mil millones de dólares por seis años) o el de BeIn Sports para Oriente Medio.

 

Pptv ha desarrollado durante los últimos años una agresiva estrategia de captación de derechos deportivos en todo el mundo y la empresa se está viendo ahora perjudicada tras la crisis derivada del Covid-19.

 

El pasado julio, la tensión política entre China y Reino Unido llegó al fútbol y la Cctv, la corporación de medio pública del gigante asiático, suspendió la emisión de la última jornada de la Premier League. 

 

Esta decisión llegó después de que el Gobierno de Boris Johnson vetara la tecnología 5G de Huawei en Reino Unido y mostrara su oposición a la nueva ley sobre Hong Kong. Como respuesta, el Gobierno chino suspendió la emisión de la Premier League, entre otras medidas de carácter socioeconómico.