16 Ene 2022 | 23:26

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Liga, a cinco millones de espectadores de la Bundesliga pese a batir todos sus récords de asistencia

La recta final de la Liga 1|2|3 ha permitido al torneo mejorar un año más sus datos de asistencia, que aun así quedan lejos de los 19 millones de fans que ha registrado la Bundesliga. El fuerte apoyo en Segunda, clave del desequilibrio.

Palco23

26 jun 2017 - 14:03

La Liga finalmente ha conseguido batir un nuevo récord de asistencia a los estadios, especialmente gracias al tirón de la fase de ascenso en la Liga 1|2|3. En total, las dos competiciones de fútbol profesional acumularon 14.052.134 espectadores en 2016-2017, un 0,3% más que en la campaña anterior, cuando por primera vez se rompió el techo de los 14 millones de fans. No obstante, los datos aún siguen lejos de otras grandes ligas como la alemana, que el viernes anunció que cerró el curso con 19.049.362 espectadores.

 

El principal motivo que explica esta diferencia es la popularidad de la Bundesliga.2 en comparación con la Liga 1|2|3. También afecta la mayor dispersión geográfica de los clubes, sin apenas redundancia entre ciudades, en un país que prácticamente dobla a España en pobación: 81 millones frente a 47 millones de habitantes.

 

La segunda categoría germana mejoró un 13% su ocupación respecto a 2015-2016 y se ha anotado una asistencia media de 21.560 personas en cada partido, frente a los 7.507 seguidores que, de media, ha tenido su equivalente en España, como ya publicó Palco23. Ni siquiera el Real Zaragoza, club más seguido de la división, se acercó a estos registros.

 

No obstante, la división de plata del fútbol español es la que ha permitido que se pueda cerrar 2016-2017 en positivo, ya que los clubes de Primera sufrieron un ligero retroceso en cuando a asistencia a los estadios, principalmente debido a que buena parte de los objetivos ya se habían cumplido antes de la última jornada.

 

 

La Bundesliga también superó con crecer a la Liga Santander, ya que registró 40.693 seguidores por partido, mientras que la Primera División se quedó en unos 27.600. Y no es un problema de aforo de las instalaciones, sino de capacidad de seducción: mientras que en Alemania el grado de ocupación se sitúa en el 91%, en España se quedó en el 71,6% en Primera y en el 47% en Segunda.

 

De ahí que la mayoría de equipos estén trabajando en introducir mejoras en el servicio que ofrecen a sus socios y abonados, un segmento en el que se batió un nuevo récord histórico, con 7.745.128 en Primera (unos 5.000 más que en 2015-2016) y 2.577.406 en Segunda (casi 33.000 más). En el caso de la Liga Santander, también se vendieron más entradas en taquilla que nunca, con 1.916.765.