01 Dic 2021 | 01:30

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Federación Italiana de Fútbol descarta el aplazamiento de salarios

La falta de liquidez había llevado a los clubes de la Serie A a valorar un nuevo retraso en el pago de los sueldos de los futbolistas, una medida que no podrán implementar.

Palco23

26 ene 2021 - 11:42

La Federación Italiana de Fútbol descarta el aplazamiento de salarios

 

 

La Federación Italiana de Fútbol (Figc, por sus siglas en italiano) ha rechazado el aplazamiento del pago de salarios en la Serie A. La medida había sido puesta sobre la mesa por varios clubes en una reunión celebrada hace casi tres semanas.

 

El organismo rector del fútbol en el país transalpino desoye de esta manera las peticiones de los clubes de aplazar el pago de los sueldos de los últimos meses de 2020, previsto para el 16 de febrero, informa La Reppublica. Los equipos confiaban en ganar tiempo para obtener la liquidez necesaria para abonar los sueldos y evitar sanciones.

 

La Figc ha decidido que no puede conceder prórrogas de dos meses como algunos clubes, entre ellos aquellos con más dificultades, hubieran querido. El organismo ha considerado que esta medida hubiera sido injusta con los que ya han pagado los salarios, que son la gran mayoría.

 

 

El calendario de pagos apremia. En marzo, los equipos deben pagar los sueldos vencidos para que los clubes puedan inscribirse en las competiciones europeas de la temporada que viene. Ante esta situación, a los clubes que no puedan pagar tan solo les queda llegar a acuerdos con sus futbolistas.

 

El Inter de Milán, club con problemas de liquidez, no ha dudado en responder a esta decisión de la Figc aclarando que “cumpliremos con nuestras obligaciones dentro de los plazos”, avanza Gazzetta dello Sport.


Las dificultades económicas que afronta el fútbol italiano por la pandemia han llevado a su director general, Luigi De Siervo, a asegurar que “si los estadios deben permanecer cerrados hasta el final de la temporada el daño superaría los 1.200 millones de euros”.