Líder en información económica del deporte

Competiciones

Arturo Diaz (UMU): “Carlos Alcaraz es excepcional, pero no es gracias a la inversión pública”

El catedrático de Ciencias del Deporte y exdecano de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Murcia pide que la administración atienda la demanda de práctica deportiva de la ciudadania y de servicios de calidad.

Arturo Diaz (UMU): “Carlos Alcaraz es excepcional, pero no es gracias a la inversión pública”
“No se consiguen figuras como Carlos Alcaraz si miramos para otro lado”

M. L-E.

15 sep 2022 - 05:00

Falta inversión pública en deporte. La administración debe atender la demanda de práctica deportiva y de servicios de calidad. Este es uno de los requerimientos de Arturo Díaz Suárez, catedrático de Ciencias del Deporte y exdecano de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Murcia. Diaz asegura que, si Carlos Alcaraz es excepcional, no es gracias a la aportación de fondos públicos. “Los estudios demuestran que invertir en deporte, reduce la inversión en sanidad: los políticos lo entienden, lo reconocen, pero no son capaces de llevarlo a la práctica”, sentencia.

 

 

Pregunta: ¿Qué papel tiene que jugar el deporte en las políticas públicas?

 

Respuesta: El deporte es una realidad social de primer orden. Necesariamente las políticas públicas tienen que atender esta demanda como algo de primera necesidad. Sería impensable que un ayuntamiento no prestara atención a la actividad física de sus ciudadanos. Ahora, el reto es gestionar de forma adecuada cuáles son los procesos para seguir avanzando en la calidad del servicio que se está dando.  

 

 

P.: ¿España tiene buenas instalaciones deportivas municipales?

 

R.: Hay muchas, pero tienen más de veinte o veinticinco años. Hay que ir renovando el parque o dar una utilidad a espacios públicos para que haya nuevas instalaciones deportivas.

 

 

P.: Una problemática actual es que muchos contratos de servicios deportivos se adjudican por el precio.

 

R.: Representa el 80%. Hay que marcar los parámetros necesarios para que la calidad esté presente en todo momento porque el usuario ha cambiado de mentalidad y ya no quiere ir sólo a hacer pesas a la sala de musculación del ayuntamiento.

 

 

 

 

P.: ¿Qué necesidades tiene el deporte tras el Covid-19?  

 

R.: Debe haber un incremento de horas de práctica deportiva. Se están dando pasos importantes y tras la pandemia, hay que consolidar la tendencia de la sociedad en el aumento de práctica deportiva. Será beneficioso para el negocio a largo plazo.

 

 

P.: ¿Qué hay que hacer para aumentar la iniciación deportiva de los más pequeños?

 

R.: Es ideal que se haga desde las primeras edades. Y esto se debe hacer desde la escuela. Deben tener una relación directa con el deporte los cinco días de la semana, tal como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los estudios demuestran que invertir en deporte, reduce la inversión en sanidad. Los políticos lo entienden, lo reconocen, pero no son capaces de llevarlo a la práctica.

 

 

P.: ¿España seguirá generando grandes figuras internacionales o falta inversión en la base del deporte nacional?

 

R.: Carlos Alcaraz es excepcional, pero no ha sido precisamente gracias a la inversión en deporte por parte de las administraciones. Es algo personal. Las figuras extraordinarias que tenemos como él no son fruto de la inversión pública, desgraciadamente. Lo ideal sería que toda la sociedad hiciera deporte y salieran muchas más figuras como él de manera natural. Pero esto no pasa si miramos para otro lado.

 

 

 

 

P.: ¿Hay buenos gestores en España?

 

R.: Sí. Algo bueno que estamos haciendo es colaborar con otros países. Y esto es porque algo bueno estamos haciendo. El nivel es elevado y se percibe en la gestión de los grandes acontecimientos o en el alto nivel en la mayoría de los municipios.

 

P.: Más allá de las ligas profesionales, ¿falta profesionalización en el sector?

 

R.: Hay que complementar la formación de los directores deportivos, tiene que haber un proceso de formación permanente. Hubo una época en que el deporte lo llevaba una persona que le gustaba, pero, actualmente, un 70% de las personas que están al frente de los servicios de deporte de los ayuntamientos tienen una titulación relacionada con el deporte.

 

 

P.: ¿La nueva ley del deporte supone un avance para el sector del deporte?

 

R.: Más que un avance, es una actualización. No se ha recogido todo lo que se esperaba de ella. Pero ya era hora tener una nueva ley y de mercar el camino que debe tener el futuro del deporte de este país.

 

 

P.: ¿Entonces hay carencias?

 

R.: Sí, porque el sector del deporte engloba muchas cosas. Probablemente, el señor colegiado no coincide con los intereses del señor que tiene una red de centros deportivos. Incluso hay carencias desde el punto de vista de quiénes deben ser los profesionales que desarrollen la actividad en los diferentes sectores.

 

P.: ¿La ley no regula correctamente las profesiones deportivas?

 

R: Es un tema muy complicado. En el sector del deporte confluyen las antiguas titulaciones deportivas con los ciclos de Formación Profesional en su grado medio y superior. Hay un abanico excesivamente amplio y conflictos. ¿Quién trabaja con el jugador lesionado, el graduado en ciencia del deporte y otra persona? ¿Quién debe dirigir las clases de un centro deportivo? ¿Qué titulación debe tener un personal trainer? Y hay otro frente abierto. La cuestión de los eSports. ¿Son un deporte? Porque es una actividad que mueve público y dinero e incluso el Comité Olímpico Internacional plantea llevarlo a una olimpiada como deporte de exhibición.

 

 

 

 

P.: ¿La ley tiene puntos fuertes?

 

R.: Sí, porque marca algunas pautas sobre el camino que hay que caminar. Avanza sobre todo en la implementación y necesidad de deporte de calidad de la sociedad. Esto es lo más importante.

 

 

P.: ¿Cuál es el país a imitar?

 

R.: Alemania y algunos países nórdicos como Noruega o Finlandia lo están haciendo de manera acertada. Pero también hay que plantearse algunas cuestiones. Por ejemplo, ¿es bueno o malo que la liga inglesa no haya limitaciones de gasto?