28 May 2022 | 15:25

Líder en información económica del deporte

Entorno

Alberto Palomar (UC3M): “La nueva Ley del Deporte no ha generado ilusión”

El abogado sostiene que el nuevo texto presentado es continuista y que evoluciona en derechos de la mujer y de personas con discapacidad pero tiene problemas de rigor técnico que causará algunos problemas en el futuro.  

Alberto Palomar (UC3M): “La nueva Ley del Deporte no ha generado ilusión”
"No acabo de ver que haya un perjudicado".

M. L-E.

10 feb 2022 - 05:00

Una ley continuista. La nueva Ley del Deporte, a la que los grupos parlamentarios pueden presentar enmiendas hasta el 17 de febrero, para que se pueda debatir en el congreso es continuista y no ha generado ilusión, según sostiene Alberto Palomar, abogado especialista en deporte. A su parecer, es una norma que evoluciona en derechos para la mujer y de personas con discapacidad pero con problemas de rigor técnico que causará algunos problemas en el futuro.

 

Palomar es profesor titular de derecho administrativo por la Universidad Carlos III, socio del área de Derecho Público de Broseta Abogados y especialista en Derecho del Deporte y del Entretenimiento. El abogado fue director del Gabinete del Secretario de Estado para el Deporte, Subdirector General del deporte profesional, miembro del Tribunal Superior de Arbitraje y Comisión. También es miembro del Comité Olímpico Español.

 

 

Pregunta: ¿Cuál es el punto más positivo de la nueva Ley del Deporte y cuál el más negativo?

 

Respuesta: La integración de derechos de la mujer y de las personas con discapacidad es el punto más positivo. Lo más negativo es que se trata de un texto que no ha generado ilusión porque ha tenido un procedimiento de elaboración no demasiado abierto y tampoco ha generado ilusión en cuanto a la capacidad de solucionar problemas. La gente no ha visto la nueva ley como un proyecto que solucione los problemas que había que solucionar.

 

 

P.: ¿El Gobierno consigue dar soluciones a las carencias actuales del deporte?

 

R.: No, aunque introduce algunas mejoras en esos colectivos y en el tratamiento más moderno de ellos. Pero no ha solucionado grandes problemas. Por ejemplo, no previene la insolvencia. El proyecto trata de una forma muy complicada la insolvencia de los clubes y las propias federaciones y ha dibujado un modelo asociativo que no se aproxima a las necesidades reales. Además, tiene un modelo federativo que apenas está modificado y que tampoco mejora demasiado.

 

 

P.: ¿Es una decisión correcta eliminar la obligación de transformarse en Sociedad Anónima Deportiva (SAD) para la participación en competiciones oficiales profesionales de ámbito estatal?

 

R.: Sí. Pero cuando haces esa medida simultáneamente hay que diseñar un sistema que prevenga la insolvencia. Cuando tienes una SAD, la insolvencia la previene el capital social. Si no tienes capital social, hay que buscar un sistema alternativo. Sino, se pone a la competición en riesgo de solvencia. Y la ley no lo ha tocado.

 

 

 

 

P.: ¿Entonces qué se debería hacer?

 

R.: En el fútbol profesional no pasará nada porque el sistema de control económico de LaLiga es potente y está trabajado, pero no todo el mundo tiene los medios o la capacidad de LaLiga. La ACB hará lo quepueda, aunque gestiona muy bien. Pero los instrumentos que les da la norma no son suficientes, no está diseñado. ¿Funcionará igual en la primera división de voleibol o en Primera Rfef? No han pensado que liberalizar las formas, implica después un control posterior porque si endeudas el club, no hay capital. Y no le dirás al socio “vuelve a pagar”.

 

 

P.: Y desaparece la exigencia del aval bancario del 15% del presupuesto de gasto obligatorio para el acceso a las Juntas Directivas de los clubes.

 

R.: Si liberalizas las formas, tienes que prever las formas. Han liberalizado diciendo que no es obligatorio ser SAD y les han dicho a los cuatro clubes “haced lo que queráis”. Por ejemplo, ¿y si el Barça o cualquiera de los otros clubes va y quita de sus estatutos los avales?, ¿cuál será el sistema de solvencia del Barça? Pues habrá que rezar mucho para que el presidente del Barça sea sensato y no endeude al club. Y si lo endeuda, habrá que ver como lo puede refinanciar o rezar para que alguien ponga el dinero.  Por lo tanto, no es un problema de ideología sino de rigor. Tú haces una cosa y tiene una consecuencia, pero esto no esté bien trabajado y dará muchos problemas cuando se den cuenta de que se han incrementado los clubes insolventes. Y habrá que hacer algo como volver a poner los avales. El proyecto de ley no ha ido al Consejo de Estado, no es obligatorio, pero ayuda mucho. Y estos problemas técnicos se habrían detectado.

 

 

 

 

P.: A falta de conocer las enmiendas que se presenten, un tema polémico es el de los convenios colectivos. ¿Cómo se tendría que regular?

 

R.: Estaba en todos las enmiendas y se ha retirado sin advertir. Han mandado a los de clase que nunca han tenido implantación en el sector como Comisiones Obreras (CCOO) o Unión General de Trabajadores (UGT). Hay que trabajar las enmiendas. Otro de los temas es que el Consejo Superior de Deportes se queda con la facultad sancionadora sobre los clubes profesionales. El elemento de disciplina tiene que ser de LaLiga. Si un club profesional no entrega las cuentas, el expediente puede acabar en el CSD cuando lo normal es que acabe en LaLiga. Falta rigor técnico. Lo único que hay que hacer ahora es aceptar algunas enmiendas que puedan plantear el Partido Socialista Obrero Español (Psoe) o el Partido Popular (PP). Hay que intentar mejorar la ley y no tener tanta prisa. El modelo actual es de 1990. Da igual que la reforma sea en 2022 que en 2024.

 

 

P.: ¿Quién sale más perjudicado con esta ley?

 

R.: Perjudicado no es la palabra. La ley es esencialmente continuista. Sale bastante embarullado el deporte profesional. El régimen jurídico técnico de los clubes sale embarullado, desde juicio y perjuicio.

 

 

 

 

P.: ¿La nueva ley beneficia a las federaciones frente a otros actores?

 

R.: Apenas se ha modificado el modelo. No acabo de ver que haya un perjudicado. ¿Se podría haber avanzado en mayores beneficios para los deportistas? Sí. Lo que pasa es que no hay novedades. La ley dice que los deportistas tienen derecho a la huelga. Pero aunque no lo digas, ya lo tenían.

 

 

P.: ¿Se regulariza la fiscalidad del deporte en esta nueva ley?

 

R.: No hay ni un mínimo avance ni un guiño al patrocinio. No es perjudicial porque en la actualidad no hay. No perjudica a nadie por la ley actual tampoco perjudica a nadie.