01 Jul 2022 | 06:24

Líder en información económica del deporte

Clubes

SD Eibar cierra el ejercicio 2020-2021 en negro pese a descender a Segunda División

El club armero se ha visto obligado a reducir el presupuesto para la actual temporada en un 50%, hasta 29 millones de euros, fruto de las diferencias económicas entre la máxima división futbolística y la categoría de plata. 

SD Eibar cierra el ejercicio 2020-2021 en negro pese a descender a Segunda División
Para lograr la vuelta a Primera División, la SD Eibar cuenta con cerca de 5.000 abonados que acuden a Ipurúa

Albert Ferrer

04 nov 2021 - 05:00

SD Eibar mantiene el negro pese a bajar de categoría. El conjunto de Ipurúa cerró el ejercicio correspondiente a la temporada 2020-2021 (finalizado a 30 de junio) con un superávit de dos millones de euros antes de impuestos. Tras cinco campañas en la máxima categoría, la entidad guipuzcoana facturó alrededor de 300 millones y obtuvo ganancias por valor de 71 millones de euros.

 

“Preferimos pecar de conservadores a usar dinero con el que no contamos para terminar con pérdidas”, comenta a Palco23 Jon Ander Ulazia, director general de la entidad. Para la temporada actual, el club armero ha rebajado su presupuesto un 50% como consecuencia de las diferencias económicas entre ambas categorías, hasta 29 millones de euros.

 

De cara a la actual temporada, en la que pretende volver a Primera División tras haber incorporado hasta a quince futbolistas nuevos, el club azulgrana tiene previsto mantener la cifra de ingresos generados por si mismos, es decir, sostener el número de abonados e incrementar los ingresos comerciales.

 

 

 

 

Esta partida prevé ser importante para la SD Eibar, ya que después de la pandemia terminó un conjunto de obras en Ipurúa en las que destacaban la creación de seis nuevos boxes para que las empresas acudan a los encuentros y al mismo tiempo desarrollen sus respectivos negocios. “Queremos aprovechar el espacio todos los días de la semana, no únicamente los días de partido”, señala el ejecutivo. Teniendo en cuenta todas las reformas (zona de prensa, sala de juntas y hospitality), la SD Eibar ha invertido cerca de veinte millones en renovar su estadio.

 

En el primer trimestre del curso, la entidad armera perdió a Avia como patrocinador principal del club después de seis años de relación. Desde entonces, la SD Eibar busca una empresa que se posicione en el frontal de la camiseta, aunque aún no ha encontrado a quién esponsorice su zamarra. “Hemos mantenido reuniones con distintas empresas, tanto locales como extranjeras, pero buscamos una compañía que se identifique con nuestros valores y podamos tener una larga relación”, añade Ulazia. La entidad espera poder cerrar un acuerdo con una empresa antes de final de año.

 

Actualmente el club cuenta con 11.000 accionistas repartidos en 69 países, pues se vio obligado a llevar a cabo una ampliación de capital en 2014 tras ascender a Segunda División para cumplir con la normativa económica. Ninguno de los accionistas de la SD Eibar supera el 2% del capital, por lo que “somos una Sociedad Anónima Deportiva (SAD) con alma de club y queremos que así siga siendo”, destaca Jon Ander.

 

 

 

 

Al conjunto armero le corresponden hasta setenta millones de euros de LaLiga Impulso, aunque por el momento no tiene previsto llevar a cabo inversiones sin objetivo: “debemos saber destinar bien la inversión que hagamos con los fondos de CVC”, comenta el ejecutivo. Antes de recibir el montante extra, el club seguía desarrollando las obras de la nueva ciudad deportiva, situada a diez minutos del estadio. En él, se levatnarán hasta cinco campos de fútbol (de los cuales dos serán para el primer equipo), un edificio de alto rendimiento para la primera plantilla y otro para el fútbol base, todo ello repartido en una superficie de 110.000 metros cuadrados. El equipo vasco ha invertido en torno a veinte millones de euros en el proyecto, y prevé tenerlo terminado durante la pretemporada de la campaña 2023-2024.

 

El club también prevé digitalizar la estructura del club y trabajar en mejorar la experiencia del aficionado que visita Ipurúa mediante el uso de la Inteligencia Artificial (IA), como ya comienzan a desarrollar otros clubes tanto de Primera como de Segunda División.

 

Para lograr la vuelta a Primera División, la SD Eibar cuenta con cerca de 5.000 abonados que acuden a Ipurúa, que tiene una capacidad de algo más de 8.000 asientos. La entidad ha alargado la campaña de abonados hasta enero, pues el club de Eibar funciona mediante año natural, no temporada. Por ello, la entidad ha puesto en marcha una oferta en la que, hasta final de año, los nuevos abonados tendrán la posibilidad de asistir de forma gratuita a los encuentros del conjunto armero, además de todos los del próximo curso.

 

“No hemos perdido la cabeza ni en Primera División, ni lo haremos este curso en Segunda División”, comenta Jon Ander Ulazia. La entidad Gipuzkoana cuenta con apenas quince empleados de oficinas, pues se mantiene considerando “un equipo humilde que únicamente piensa en la sostenibilidad”, añade.