30 Jun 2022 | 10:08

Líder en información económica del deporte

Clubes

KPI Gaming regresará a la LVP con un ‘title sponsor’ bajo el brazo

El club madrileño de deportes electrónicos, que volverá a competir en CS:GO tras cesar su actividad hace un año, presentará un patrocinador principal en las próximas semanas y espera entrar en dos nuevos videojuegos en 2020.

Álvaro Carretero

24 oct 2019 - 04:57

El club madrileño de deportes electrónicos, que volverá a competir en CS:GO tras cesar su actividad hace un año, presentará un patrocinador principal en las próximas semanas y espera entrar en dos nuevos videojuegos en 2020.

 

 

Hace un año, KPI Gaming echó el cierre tras asentarse en la escena de CS:GO en la LVP. Tras anunciar su regreso la semana pasada, el club ya ha encontrado un patrocinador principal, que además dará nombre al equipo, aunque por ahora no ha trascendido la identidad de la compañía. La apuesta se reforzará con un mayor esfuerzo en la creación de contenido y con la entrada en dos títulos de videojuegos en 2020, que reforzarán la presencia del conjunto madrileño en la industria de los eSports.

 

El club, que conquistó su primer título en 2017, sólo un año después de su nacimiento, bajó la persiana debido a que “el nivel económico que exigían los eSports se disparó en cuestión de dos años”, explica a Palco23 Michel Ángel Vargas, fundador y consejero delegado de KPI. Los presupuestos de los clubes, que se situaban en torno a los 200.000 euros, se duplicaron en algunos casos, según fuentes consultadas por este diario, un aumento que se registró tanto en los salarios de los jugadores como en otros costes derivados del mantenimiento de una estructura profesional.   

 

Ahora bien, ¿qué ha cambiado para que en apenas un año retome su actividad? “Salimos porque era inviable mantener ese nivel, pero ahora los costes se han reducido, ha aumentado la visibilidad y el retorno, aunque aún es complicado lograr que un club sea sostenible”, explica Vargas. Por eso, el primer paso ha sido asegurar un patrocinador principal que asegure un flujo de ingresos constante, al que se podrían sumar más en los próximos meses.

 

 

 

 

Otra de las patas fundamentales del proyecto será comenzar a trabajar la creación de contenidos propios, hasta entonces el gran olvidado dentro de la estrategia de KPI. “Ya no vale sólo con ganar títulos, hay que apostar por ganar visibilidad y encontrar el equilibrio entre ambas partes”, indica. Entre los modelos a seguir, “Vodafone Giants y Team Heretics”, que se han mantenido en lo alto de las clasificaciones a la par que desarrollaban sus negocios para ser sostenibles a través de fondos propios, tal y como se financia actualmente el club.

 

De hecho, KPI Gaming retornará a la competición a coste cero, tras recuperar su antigua plaza, que entonces se cedió a Euforia sin compensación económica. “Tenemos muy buena relación y ahora que podíamos relanzar el proyecto, nos la han devuelto sin exigirnos nada”, señala. Aparte de competir en la LVP, el club también tendrá presencia en la ESL Masters y la Esea Advance, aunque el objetivo será “aspirar a disputar las competiciones internacionales”.

 

Lo que tampoco se descarta es volver a dar el salto a otros títulos, como se hiciera en su día con FifaHearthstone y World of Wordcraft. Por ahora se barajan diferentes opciones, aunque dependerá de “los planes que tenga cada gestora y de los juegos que quiera potenciar”. El cronómetro está en marcha y el conjunto de la industria comienza a mirar a 2020, u año que puede ser clave en su desarrollo.