Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 23 Septiembre 202004:42:04

Buscador

;Menu
h Clubes

El Sevilla FC sitúa su beneficio en mínimos desde 2014 tras facturar un 15% menos en 2018-2019

El club andaluz obtuvo un resultado neto de 2,48 millones de euros, debido a que la masa salarial se mantuvo en 151 millones, pese a que la facturación total cayó por debajo de 200 millones.

19 Nov 2019 — 19:26
M.M.A.
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El club andaluz obtuvo un resultado neto de 2,48 millones de euros, debido a que la masa salarial se mantuvo en 151 millones, pese a que la facturación total cayó por debajo de 200 millones.

 

 

El Sevilla FC ha conseguido que su ausencia en Champions League no afecte ni a su rentabilidad, ni a su inversión en plantilla. El club andaluz cerró 2018-2019 con un beneficio neto de 2,48 millones de euros, el más bajo desde 2014 debido a que la facturación total retrocedió un 15,3% y cayó por debajo de los 200 millones de euros; en concreto, fueron 196,43 millones. Aun así, la inversión en plantilla se mantuvo y la masa salarial apenas varió, pues se mantuvo en 151 millones de euros, según las cuentas anuales a las que ha accedido Palco23.

 

El principal ajuste en el negocio hispalense lo ha provocado su ausencia en la máxima competición continental. Ello provocó que el negocio ordinario retrocediera un 20,4%, hasta 135,42 millones de euros, ya que los pagos de la Uefa bajaron de 48,49 millones a 20,71 millones de euros, pues la Europa League es mucho menos lucrativa. Estos pagos se incluyen bajo el epígrafe de competiciones, donde también se nota la menor disputa de torneos amistosos, una partida que se ha reducido a un tercio, con 414.000 euros.

 

El cambio de torneo europeo también afectó a la recaudación por socios y abonados, que cayó un 12,8%, hasta 13,07 millones de euros. Por el contrario, la factura audiovisual mejoró un 1,3% y aportó 80,51 millones de euros, mientras que el área comercial generó un 9,5% más, con 17,74 millones de euros, en el que fue el último año de Playtika como patrocinador principal y el estreno de Nike como proveedor técnico.

 

 

 

 

El equipo presidido por José Castro mantuvo en unos niveles elevados de plusvalías por traspasos, pese a que en 2018-2019 fueron un 13,6% inferiores respecto al ejercicio anterior y se situaron en 53,98 millones de euros. Eso sí, lograron otros 4,56 millones de euros por cesiones de futbolistas a otros clubes.

 

El consejo de administración sostiene la defensa de esta política de compraventa de jugadores porque permite “complementar sus ingresos ordinarios y poder conformar una plantilla deportiva de mayor nivel de la que podría confeccionar si exclusivamente contara con esos ingresos ordinarios”. De hecho, el gasto en salarios y fichajes apenas se rebajó pese a la fuerte caída de ingresos.

 

La memoria anual revela que el pago de salarios retrocedió un 12,9%, hasta 104,22 millones de euros, pero las amortizaciones de inmovilizado se incrementaron un 19,1% y alcanzaron 46,78 millones de euros. En total, la masa salarial total, incluyendo personal no deportivo, sólo bajó un 3%, hasta 151 millones de euros, con tal de “no menoscabar la capacidad deportiva de sus equipos”, según la junta.

 

 

 

 

Eso a las puertas del verano de 2019, en el que el Sevilla FC ha batido su récord de gasto en fichajes con 140 millones de euros, que explican un nuevo retroceso en la rentabilidad del proyecto en 2019-2020. La dirección contempla que el negocio ordinario mejorará sensiblemente y alcanzará 138,36 millones de euros, mientras que las plusvalías por ventas volverán a niveles de hace un año y superarán los 61 millones. Sin embargo, un nuevo aumento del gasto salarial dejará el beneficio neto en 460.000 euros.

 

La entidad puede permitirse este descenso temporal de las ganancias tras acumular 80,9 millones de euros de beneficio en las últimas siete campañas, con un endeudamiento más que controlado. Los compromisos con la banca se triplicaron el último año, pero apenas suponen 7,25 millones de euros, mientras que los 62,86 millones que debe a otros clubes se compensa ampliamente con los 33 millones que terceros equipos tienen que pagarle por traspasos y una posición de tesorería alta, con 59,97 millones de caja en junio de este año.

 

De hecho, el Sevilla FC fue el primer equipo de LaLiga Santander que sistematizó la retribución a sus accionistas, a los que este año distribuirá 1,55 millones de euros. Además, los socios también deberán aprobar que los miembros del consejo de administración perciban 247.576,8 euros por sus funciones de representación y gestión en el día a día.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...