17 May 2022 | 23:01

Líder en información económica del deporte

Clubes

El RC Celta encarga al despacho Irisarri y Piñera el diseño de su ciudad deportiva

El club ha elegido el proyecto de esta firma local, que ha intentado integrar las instalaciones dentro del paisaje urbano. Los primeros trabajos empezarán a finales de 2018.

Palco23

11 may 2018 - 16:17

El RC Celta encarga al despacho Irisarri y Piñera el diseño de su ciudad deportiva

 

 

El RC Celta continúa quemando etapas del proyecto para contar con su propia ciudad deportiva. El consejo de administración ha decidido elegir la propuesta realizada por el despacho Irisarri y Piñera, cuyo diseño competía con el planteado por los arquitectos De Fraga, G.Quijada y Portolés y Alfonso Penela. El volumen de la inversión que será necesaria aún no se  ha hecho público, si bien se realizará por fases.

 

El club defiende su elección para la construcción del complejo en el municipio de Mos porque “colma las expectativas” de los accionistas para tener una instalación “funcional y moderna, respetuosa al máximo con el medioambiente y con sobrada capacidad para satisfacer de manera brillante las necesidades tanto de la cantera como del primer equipo”. Según los arquitectos, su propuesta es “como un árbol que se planta, pero con un futuro abierto, donde éste se desarrolle, crezca y eche las ramas necesarias”.

 

El proyecto contempla un estadio para 4.000 espectadores para el filial, además de ocho campos de fútbol (cuatro naturales y cuatro artificiales) con gradas, y se aspira a que al menos uno de ellos sea cubierto para mejorar el confort de los aficionados en días de lluvia. En cuanto a servicios, se han proyectado una decena de vestuarios, lavandería, zona de piscina, dos gimnasios, auditorio, estudios para Celta Media, despachos, sala de juntas, restauración, tienda oficial y un business center de 1.000 metros cuadrados.

 

La entidad forma a más de 200 niños en un centro de 41.000 metros cuadrados, mientras que el futuro recinto ocupará una superficie de 224.800 metros cuadrados. La dirección espera tener los primeros permisos a finales de año, de manera que el primer equipo ya pueda disponer de su nuevo hogar antes de que acabe la próxima temporada. El volumen de la inversión aún no se ha hecho público.