07 Jul 2022 | 07:00

Líder en información económica del deporte

Clubes

Dos directivos del Barça dimiten tras no suspenderse el partido en el 1-0

Carles Vilarrubí, vicepresidente del área internacional e institucional, y Jordi Monés, responsable del Barça Innovation Hub, eran partidarios de que el equipo no jugara tras las actuaciones policiales durante el referéndum de independencia.

Palco23

01 oct 2017 - 16:27

Dimite un directivo del Barça por no suspenderse el partido el 1-O

 

El FC Barcelona no ha podido cerrar con éxito la crisis abierta por la coincidencia de su partido de Liga Santander con la celebración del referéndum de autodeterminación en Cataluña. La votación no contaba con el aval del Gobierno y las actuaciones de las fuerzas de seguridad del Estado habían provocado que el club propusiera suspender el encuentro. Finalmente, no ha sido así y Carles Vilarrubí, vicepresidente del área internacional e institucional, y Jordi Monés, responsable del Barça Innovation Hub, han presentado su dimisión.

 

El presidente, Josep Maria Bartomeu, ha añadido en beIN La Liga que “se ha hablado con todo el mundo, directivos, ejecutivos, cuerpo técnico y jugadores y hemos decidido jugar el partido, pero hacerlo a puerta cerrada para que se vea la disconformidad ante todo el mundo”.  Sobre la dimisión de Vilarrubí, vinculado a CDC y vicepresidente del banco de inversión Rotschild, ha comentado que “cada uno tiene su opinión. Es normal que haya discrepancias, dentro de la directiva no todo el mundo piensa igual”.

 

En un primer momento, el Barça había dejado entrever que suspendería la celebración del partido contra la UD Las Palmas, después de que previamente no hubiera conseguido que su celebración fuera ayer, sábado. Sin embargo, la sanción de seis puntos que habría tenido que asumir ha llevado a la junta directiva a una solución intermedia: jugar, pero a puerta cerrada.

 

 

La Liga ha defendido en un comunicado que no había motivo para suspender el choque, y que “la seguridad del FC Barcelona y los Mossos han garantizado la seguridad de todos los aficionados que asistan a este partido y el normal desarrollo del mismo. LaLiga desea insistir en las garantías de seguridad confirmadas por los Mossos durante el día de hoy para la normal celebración del partido por lo que no había motivo para el aplazamiento del mismo”.

 

“Ante la excepcionalidad de estos hechos, la junta directiva ha decidido que el partido del primer equipo de fútbol de hoy contra el Las Palmas se jugará a puerta cerrada, tras la negativa de la Liga de Fútbol Profesional a decretar su aplazamiento”, defiende el club catalán en un comunicado. En el mismo, “condena las acciones llevadas a cabo hoy en muchas localidades de toda Cataluña para impedir el ejercicio del derecho democrático y la libre expresión de sus ciudadanos”.

 

La excepcionalidad del día de hoy también se ha reflejado en la UD Las Palmas. El club grancanario ha decidido grabar la bandera española en la camiseta del partido de hoy “para testimoniar sin estridencias nuestra esperanza en el futuro de este país y en la buena voluntad de quienes convivimos en él, en busca del mejor entendimiento”.