16 Ene 2022 | 23:58

Líder en información económica del deporte

Clubes

Del riesgo de quiebra, a beneficios récord: el Getafe CF da un vuelco a su negocio

Marc Menchén

13 dic 2016 - 05:00

El Getafe CF empieza a ver la luz al final del túnel por el que ha transitado durante los últimos cinco años. Un lustro en el que el conjunto azulón ha pasado de acumular unas pérdidas de más de 25 millones de euros y estar al borde del descenso administrativo por impagos con Hacienda, a finalmente perder la categoría pero haber dado un importante vuelco a su situación económica: beneficio récord y previsión de revertir este año los fondos propios negativos, que en junio de 2014 subían a 21 millones.

 

En los últimos cursos, los préstamos participativos de Ángel Torres, máximo accionista, habían mitigado una circunstancia que técnicamente implica la quiebra, pero este año ya será la generación de beneficios la que ayudará a poner fin a esta situación. En la temporada 2015-2016 se anotaron un resultado neto de 4,38 millones de euros, y para 2016-2017 prevén unas ganancias de 8,01 millones.

 

Getafe Alexis 16-17 Celebración Gol 650
El Getafe, con un presupuesto de 28 millones, ocupa posiciones de promoción de ascenso a la Liga Santander.

 

El vuelco a la difícil situación del equipo se ha conseguido gracias a la entrada en vigor de los nuevos contratos audiovisuales, pero también a una mayor disciplina en el gasto, tanto la exigida por La Liga a través del control económico, como la autoimpuesta tras la llegada en marzo a la dirección general por parte de José María Duran, ex director financiero del RCD Espanyol.

 

En 2015-2016, según la memoria a la que ha accedido Palco23, el principal elemento que apoyó la recuperación son los derechos audiovisuales, que pasaron de 21 millones a unos 33 millones de euros. Las cuotas de abonados apenas variaron, con 1,4 millones, mientras que la recaudación por taquilla subió un 27%, hasta 848.239 euros, gracias a una mayor venta de entradas (previsiblemente, en la recta final donde se disparó la asistencia para animar ante el riesgo de descenso) y a la participación en amistosos.

 

Pese a la delicada situación de los últimos dos años, con el equipo siempre luchando por la permanencia, la factura comercial ha ido al alza y por primera vez se rebasaron los tres millones de euros por este concepto durante el último lustro. La mejora se producto en todas las partidas, tanto la de venta de productos oficiales de Joma, como la de patrocinios, con Tecnocasa como principal apoyo, y la publicidad estática, que en la mayoría de estadios comercializa Mediapro.

 

La fuerte mejora del negocio ordinario permitió compensar el desplome de las plusvalías por traspasos, que bajaron de 9,03 millones en 2014-2015 a 1,25 millones de euros en 2015-2016. En total, la facturación global pasó de unos 36 millones a unos 40 millones de euros.

 

Por la parte del gasto, la dirección recortó en partidas como aprovisionamientos y una parte de los gastos corrientes. Sin embargo, el grueso del ahorro se produjo en la amortización de fichajes, que cayeron un 54%, hasta 0,793 millones de euros, y en los gastos de personal. Las nóminas de la plantilla deportiva consumieron un 15,4% menos, con 16,54 millones, mientras que los salarios no deportivos subieron tanto por la contratación de nuevos trabajadores como por algunas indemnizaciones.

 

 

 

Para esta temporada en curso, el ajuste en el gasto será aún mayor, aunque menos de lo que venía siendo habitual para un descendido gracias a la mejora del paracaídas que La Liga garantiza a estos equipos. El Getafe cuenta con un presupuesto de 28,7 millones para 2016-2017, algo más de lo que había ido disponiendo en sus últimos años en Primera División, hasta el nuevo ciclo audiovisual.

 

La televisión supondrá casi todos los ingresos con 24,3 millones de euros, en un ejercicio marcado por la caída de la recaudación por día de partido y una ligera mejora en el ámbito comercial. También se prevé una mejora de las plusvalías por traspasos, así como una  nueva vuelta de tuerca que derivará en un nuevo recorte de costes en todos los ámbitos del día a día del conjunto azulón.

 

Fuentes de la entidad explican a este diario que, además, el revés judicial que han sufrido en su pugna con el Ayuntamietno se podrá compensar con menos gasto, ya que "no se va a gastar el límite otorgado por La Liga", y en paralelo, "habrá más ingresos de los previstos por venta de jugadores".

 

 

 

Solución a diferentes contenciosos

 

El contencioso con el consistorio, como ya publicó Palco23, implicaba un coste contable de nueve millones de euros, equivalente a los derechos de cobro que se estuvo anotando en contra de la opinión del Ayuntamiento de Getafe, que, primero, decidió rebajar de 3,5 millones a 1,5 millones de euros la subvención que recibía el club azulón, para después negar el derecho a la ayuda.

 

Ahora bien, si esta sentencia ha supuesto un revés judicial, la entidad también ha obtenido triunfos. La Audiencia Nacional les ha dado la razón en su pugna con la Agencia Tributaria, que en 2014 rechazó que el club de la Liga 1|2|3 pudiera liquidar con la entrega de obras de arte una deuda de 460.236,34 euros. En la sentencia se estima parcialmente la reclamación, al considerar que el Fisco rechazó esta alternativa "sin haber observado el procedimiento legalmente establecido, en función de la naturaleza de los bienes ofrecidos en pago y de los documentos adjuntados con la solicitud". En este sentido, según ha podido saber Palco23, la Administración tendrá que devolver 1,9 millones al club, equivalente a los recargos del 20% que tuvo que afrontar para pagar posteriormente esa deuda.

 

Tras el matchball que jugó Torres en el verano de 2015, con un crédito personal para liquidar deudas del club y cumplir con La Liga, hoy el único pasivo a largo plazo que resta pendiente es esa aportación de 9,4 millones de euros, con un vencimiento superior a los cinco años. A corto plazo, el saldo pendiente ha bajado de 45,6 millones en junio de 2015 a 34,8 millones de euros en junio de 2016, sobre todo porque se ha evitado acumular nóminas. Dentro de este importe, existen créditos bancarios por 17,06 millones y otros pasivos financieros por 7,3 millones de euros.