Fuera de juego

Los primeros olímpicos

La Real Federación Española de Balonmano rendirá tributo hoy, en el marco del Torneo Internacional de España de balonmano femenino en Torrevieja, a los componentes del equipo de balonmano español de los Juegos de Múnich 1972.

Los primeros olímpicos
Está confirmada la asistencia de José Manuel Taure, José Faustino Villamarín, Francisco López, Santos Labaca, José Perramón, Javier García Cuesta, Juan Miguel Igartua, Juan Antonio Medina y Jesús Guerrero.

Palco23

28 oct 2022 - 05:00

La Real Federación Española de Balonmano (Rfebm) rendirá tributo hoy, en el marco del Torneo Internacional de España de balonmano femenino en Torrevieja, a los componentes del equipo de balonmano español en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972

 

El 30 de agosto de 1972 hicieron su debut en una cita olímpica, concretamente en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972. Es por ello que la la Rfebm va a llevar a cabo un homenaje dedicado a la gesta histórica de los integrantes del primer equipo olímpico del balonmano español.

 

Las Guerreras, que en poco más de una semana arrancan su aventura en el Campeonato de Europa 2022, se encargarán de hacer un pasillo para que nueve jugadores de aquel mítico combinado comparezcan sobre en el Palacio de los Deportes de Torrevieja y reciban un homenaje por parte del presidente de la Real Federación Española de Balonmano, Francisco V. Blázquez, así como por el público que poblará las gradas del recinto torrevejense.

 

 

 

 

Está confirmada la asistencia de José Manuel Taure, José Faustino Villamarín, Francisco López, Santos Labaca, José Perramón, Javier García Cuesta, Juan Miguel Igartua, Juan Antonio Medina y Jesús Guerrero. Sin embargo, Fernando de Andrés no podrá acudir debido a motivos personales.

 

Además, se tendrá un especial recuerdo para los componentes de aquel conjunto que, por desgracia, ya no están entre nosotros: Domingo Bárcenas, Vicente Ortega, Juan Morera, Antonio Andreu, Miguel Ángel Cascallana, Pitiu Rochel y Rafael Velilla.

 

Lamentablemente, si por algo es recordada la cita olímpica de Múnich 1972 es por la masacre ocurrida en la noche del 4 al 5 de septiembre, en la que once deportistas del equipo olímpico de Israel fueron secuestrados y posteriormente asesinados por el grupo terrorista Septiembre Negro, una facción de la Organización para la Liberación de Palestina.

 

Lejos de aquellos sucesos que provocaron un gran impacto en la familia del olimpismo, para el balonmano español los Juegos Olímpicos de 1972 representaron el despegue de una modalidad cuyo palmarés, cincuenta años más tarde, es uno de los mayores del panorama español.

 

El 30 de agosto de 1972, España hacía frente al partido número 107 de su historia, y tuvo como adversario a la República Federal de Alemania. El choque tuvo lugar en el Sporthalle de Böblingen con victoria final para el conjunto germano por 13 a 10. Fernando de Andrés, con cuatro tantos, fue el máximo anotador español en aquel partido.