Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 18 Junio 202113:50:06

Buscador

;Menu
Fuera de juego

La final del rugby francés se disputará en el Camp Nou

Viernes, 07 Noviembre 2014 — 04:50
Palco 23
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El Camp Nou albergará por primera vez un partido que no sea de fútbol. El FC Barcelona ha alcanzado un acuerdo con la Ligue Nationale de Rugby (LNR), para que la final de su campeonato pueda disputarse en el estadio azulgrana en 2016. ¿Voluntad de internacionalizar la competición? No, el problema es que ese año se disputa la Eurocopa de Fútbol en el país galo y no hay ningún estadio libre con el aforo necesario para el 24 de junio de ese año.

 

La federación justificó la elección del Camp Nou porque, "de entre las principales ciudades europeas que podrían albergar la final, Barcelona es la más cercana y la de más fácil acceso para los aficionados al rugby". Ahora, el reto de la federación es ser capaz de llenar un recinto con capacidad para 98.000 personas. Cuando la USAP de Perpinyà ha disputado algún partido en el Estadio Olímpico Lluís Companys (Montjuïc, Barcelona), ha logrado congregar a entre 20.000 y 54.000 personas.

 

El FC Barcelona no ha querido desvelar cuánto ingresará por el alquiler de su estadio a la LNR, aunque fuentes internas del club señalan que el pago estaría en torno al millón de euros. Para hacerse una idea, tan sólo con que el club cobre los gastos de poner en marcha los servicios aparejados a la apertura del Camp Nou, la cifra podría estar por encima de los 100.000 euros. Este es el importe que pagó el Cornellà al RCD Espanyol por los costes de abrir el Power8 Stadium para jugar contra el Real Madrid en la Copa del Rey.

 

 

La semana fuera de juego
Publicidad
...