Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 19 Julio 201912:36:14

Buscador

;Menu
h Fitness

DiR avanza fuera de Barcelona con su primer club franquiciado de grandes dimensiones

La cadena catalana de gimnasios ha firmado un acuerdo de colaboración con Fitness Paradise, situado en Mataró, y que está en fase de remodelación. El complejo operará como DiR-Paradise y el acuerdo entrará en vigor en las próximas semanas.

09 Abr 2019 — 04:59
P. López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

DiR ha firmado un acuerdo de colaboración con Fitness Paradise para que esta instalación opere como franquicia del grupo

 

 

Han pasado cuarenta años desde que DiR inauguró su primer gimnasio y, tras décadas gestionando clubes propios de gran tamaño, ha decidido ceder por primera vez la explotación de su marca original. Según ha podido saber Palco23, la cadena catalana ha incorporado por primera vez un centro franquiciado que operará como DiR, y no con las marcas que se crearon expresamente para licenciar. La compañía dirigida por Ramón Canela ha firmado un acuerdo de colaboración con el Fitness Paradise de Mataró (Barcelona) para incorporar esta instalación a su red. El acuerdo ya está firmado y la integración se completará en mayo.

 

El club cuenta con 4.000 metros cuadrados; es uno de los más grandes del Maresme, y seguirá operando de manera independiente; eso sí, cambiará de nombre y de imagen. “No perteneceremos al grupo, pero tras la firma de colaboración habrán cambios”, explican fuentes cercanas a la dirección del club. Ese se completará en mayo y, tras el rebranding, pasará a llamarse DiR-Paradise Mataró. Durante estas semanas, la franquicia está renovando el complejo con recursos propios y sin el apoyo económico de DiR, que sí que aportará sus clases dirigidas.

 

Entre los cambios que se están acometiendo están la renovación del espacio de recepción y las salas de fitness, incluida toda la maquinaria. “Se implementará un sistema de entrenamiento personal, se incorporarán las clases de spinning de DiR y los abonados tendrán clases durante todas las horas”, explica a este diario Silvia Canela, directora de expansión la cadena catalana.

 

 

 

 

Además, el complejo cuenta con cuatro salas para actividades dirigidas, zona de entrenamiento funcional, dos piscinas, spa, cuatro pistas de pádel, solárium, guardería y párking.  Como parte del acuerdo, los socios de DiR-Paradise podrán acceder a las 49 instalaciones del grupo pagando un precio reducido por acceso.

 

Aunque en los últimos meses DiR ha incorporado clubes franquiciados a su red, es la primera vez que suma un centro con zona de aguas operado por terceros. Anteriormente, la cadena integró La Tribu de Premià, también en el Maresme, y el Punt Centre Fitness de Sabadell, que tras la reconversión pasaron a operar como BDiR Maresme y BDiR Sabadell, es decir, con la marca de centros de proximidad que creó en 2017.

 

Es una muestra más de las alternativas que ha buscado la compañía para expandirse sin necesidad de hacerlo con centros de gran tamaño y con su marca original, como hizo durante más de tres décadas. La empresa fundada en 1979 espera seguir explorando la opción de sumar fuerzas con cadenas y centros independientes. “Hay muchos clubes que quieren formar parte de la red DiR para aprovechar la fuerza comercial, publicitaria y el knowhow de la cadena”, explica Canela.

 

La directiva asegura que han desestimado algunas solicitudes porque “no todas son viables”. Las que sí encajan son aquellas a las que encuentran un sentido a la colaboración “por el potencial del centro y sobre todo por la química con la dirección, con la que formamos un equipo de trabajo para lograr la mayor mejora posible del resultado”, añade.

 

 

 

 

Otra vía de expansión en la que se ha apoyado la cadena ha sido el micromecenazgo. Hasta la fecha ha cerrado cinco rondas de crowdfunding para inaugurar cinco clubes de proximidad, de los cuales uno está en fase de construcción. En estas operaciones han participado más de 600 pequeños inversores, que han aportado un total de 2,2 millones de euros. Ahora, la empresa ha vuelto a elegir esta vía y ha abierto una ronda de 440.000 euros para inaugurar un club en el número 426 de Avenida Diagonal.

 

Este diario ya informó de los planes de DiR de inaugurar esta instalación, que quedó en standby en 2018. Ahora, la empresa ha abierto una ronda con la que captar los recursos necesarios para convertir este proyecto en una realidad. La empresa tiene otros dos BDiR en proceso de construcción en Barcelona, a los que se suman los estudios YogaOne en Esplugues de Llobregat, Gavà, Santa Coloma y Nou Barris (Barcelona).

 

En total, la cadena cuenta con 49 instalaciones operativas, de las cuales 24 centros son YogaOne; seis son BDiR, uno es un boutique de boxeo Jambox y el resto son gimnasios que opera con su marca original. De cumplir previsiones, la empresa cerró 2018 con unas ventas de 46 millones de euros.  

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...