30 Jun 2022 | 15:08

Líder en información económica del deporte

Fitness

Bonasport acelera y apunta a seis millones de euros de facturación en 2022

El club de fitness catalán, que aumentó su cuota en enero un 6,7%, hasta 208 euros, tiene alrededor de 2.000 abonados. El equipamiento cuenta con 88 empleados e invertirá 400.000 euros en la renovación del vestuario femenino.

Bonasport acelera y apunta a seis millones de euros de facturación en 2022
Bonasport cuenta con 88 empleados y este verano invertirá 400.000 euros en la renovación del vestuario femenino. También realizará algunas mejoras en los despachos y pistas de pádel.

M. L-E.

25 may 2022 - 05:00

Bonasport corre. El club premium, situada en la zona alta de Barcelona (en el barrio de Sarrià-Sant Gervasi), espera alcanzar un volumen de negocio de seis millones de euros en 2022, lo que supondrá un incremento del 15% en comparación con 2021, cuando cerró con un negocio de 5,3 millones de euros.

 

“Desde la salida de la pandemia nos hemos recuperado muy rápido y entre enero y abril de 2022 ya estamos por delante de las cifras de 2019, aumentando los ingresos un 7% frente a 2019 y un 20% frente a 2021”, explica Eduard Cabré, director general de Bonasport, a Palco23. El directivo reconoce que al ser tener un público premium “la pandemia no nos ha afectado mucho”.

 

El club, que aumentó su cuota en enero un 6,7%, hasta 208 euros, tiene alrededor de 2.000 abonados. “Es el tope que tenemos porque queremos mantenernos como una instalación exclusiva y cómoda, por lo que no queremos crecer en abonados, sino en ingresos, motivo por el que decidimos subir presiones”, explica el directivo, que reconoce que la subida ha sido derivada del entorno inflacionario actual. “Las inscripciones no están cerradas, pero se van supliendo con las bajas, por lo que no hacemos una campaña de captación añade”, destaca.

 

 

 

Bonasport cuenta con 88 empleados y este verano invertirá 400.000 euros en la renovación del vestuario femenino. También realizará algunas mejoras en los despachos y pistas de pádel.

 

Cabré reconoce que los niveles de uso ya están a niveles prepandemia y afirma que ya se ha normalizado la demanda de productos de outdoor, pádel y tenis. “No sólo fue en uso del socio, sino también en clases particulares, escuelas infantiles o hasta campus: todo lo que era entrenar en el exterior se disparó, pero ahora ha se está normalizando la actividad en el interior”, explica, recordando que, además, se están recuperando aquellos abonados “más reticentes a entrenar sin mascarilla”.

 

De hecho, el club ha mantenido su oferta en el exterior, por lo que, cuando el tiempo acompaña, ofrece sus clases en el exterior, en espacios habilitados con ventiladores, estufas, climatizados o resguardados del sol.

 

“El cliente se ha acostumbrado a la oferta en outdoor: antes había una noción de confort, pero ahora, si hace falta, se hace yoga con tres capas de ropa, por lo que estar en el exterior se prioriza frente al confort de la temperatura”, asegura. Por otro lado, el directivo también explica que ha crecido la demanda de productos como yoga, pilates, boxeo y actividades aeróbicas.

 

Fundado en 1986 por Eusebio Güell y la familia Navarro, el equipamiento cuenta con 4.000 metros cuadrados edificados y 16.000 metros cuadrados en total de superficie.