26 May 2022 | 00:19

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Los ‘wearables’ facturarán 50.255 millones hasta 2023

El mercado de los smartwatches y pulseras de actividad para uso deportivo facturaron 17.907 millones de dólares en 2016, y se espera que entre 2017 y 2023 crezca un 19,6% de media.

Palco23

17 abr 2018 - 09:58

Los smartwatches y pulseras de actividad para uso deportivo facturaron 14.484 millones de dólares en 2016

 

 

Los wearables son una de las principales tendencias del sector del fitness, y prueba de ello es el negocio que genera la venta de dispositivos año a año. Sólo en 2016, la comercialización de smartwaches y pulseras de actividad supuso una facturación de 17.907 millones de dólares (14.484 millones de euros).

 

Se espera que el mercado siga creciendo a ritmo de doble dígito, con un alza del 19,6% de media entre 2017 y 2023. Hasta ese año, esta industria espera facturar 62.128 millones de dólares (50.255 millones de euros). Así se desprende del informe Fitness Trackers Market, publicado por Allied Market Research. El documento indica que los mayores productores de wearables para el deporte son Fitbit, Google, Apple, Samsung, Xiaomi, la californiana Jowbone y otros players consolidados en el sector deportivo, como Nike y Adidas.

 

Las cifras que arroja el informe son favorables al desarrollo de este sector. “Se espera que un aumento en la tendencia de la tecnología portátil y los avances en materia de seguridad de los datos impulsen el crecimiento de este mercado en un futuro próximo”, subraya.

 

 

 

 

Por volumen de ventas, el reloj inteligente es el que domina en el mercado, por delante de las pulseras de actividad, debido a que permite sincronizar el dispositivo con el smartphone, disponer de una interfaz personalizable que facilita la interacción y su uso. Se espera que este segmento crezca un 20,3% durante el ciclo 2017-2023.

 

Hasta el momento el mercado norteamericano y europeo ha representado más de las ventas de este tipo de artículo, pero según el estudio se espera que la región Asia-Pacífico crezca a buen ritmo “por el cambio en el estilo de vida y el aumento del poder adquisitivo de los ciudadanos”. De hecho, la previsión media de crecimiento para el mercado norteamericano hasta 2023 es del 18,9%, mientras que para Asia-Pacífico el pronóstico es del 21,2%.