Equipamiento

El socio de Fila y Fanatics en España cierra 2021 con unas ventas de seis millones de euros

Ingesba redujo sus ventas un 40% en 2021, viéndose impactado por la pandemia con un año de retraso a causa de su calendario de pedidos. En 2022, la distribuidora, especializada en moda urbana, prevé crecer un 15%.       

El socio de Fila y Fanatics en España cierra 2021 con unas ventas de seis millones de euros
El descenso en su cifra de negocio se debe a su calendario de pedidos, ya que cierra todos los acuerdos con sus clientes a principios de año

Isabel Carmona

23 mar 2022 - 05:00

Ingesba aguanta el golpe de la pandemia. La distribuidora, socia de Fila y Fanatics en España y Portugal, ha cerrado 2021 con unas ventas de seis millones de euros, lo que supone una caída interanual del 40%, según adelanta Ernest Durán, responsable del desarrollo de negocio de la compañía, a Modaes.es.

 

El descenso en su cifra de negocio se debe a su calendario de pedidos, ya que cierra todos los acuerdos con sus clientes a principios de año. “No pudimos capitalizar todavía el regreso del consumo”, explica Durán. Para 2022, la empresa prevé crecer un 15%.

 

De este modo, la compañía encadena dos ejercicios de caída en facturación tras dos años de récord, en los que llegó a cuatriplicar su cifra de negocio, facturando 15,5 millones de euros en 2019.

 

Ingesba, especializada en la distribución de firmas de moda urbana a través del canal multimarca, tiene acuerdos con una cartera de 17 marcas internacionales y opera con una red de alrededor de 2.000 puntos de venta, entre los que se listan Intersport, Trendico y Base. La mayoría del negocio de la compañía lo concentra Fila.

 

 

 

 

Fila se encuentra inmersa en un cambio de estrategia de su red de distribución que ya ha llegado a España: la compañía estadounidense potenciará la venta de productos técnicos, buscando acercarse al deportista ocasional y posicionándose en el punto medio entre una marca lifestyle y una de deporte.

 

“El foco de clientes en el último año ha cambiado, ahora buscamos a un cliente deportivo de nivel medio-alto”, explica Durán, aunque señala que “siembre habrá un punto de lifestyle en la marca”.

 

Por otro lado, Reell, especializado en pantalones de estilo urbano, y Revolution, de moda masculina, (dos firmas que hasta ahora “no habían supuesto un gran peso, aunque sí uno constante” en la cartera de Ingesba) están experimentando un gran crecimiento.

 

Según explica Durán, el mercado de los pantalones streetwear fue a la baja entre 2017 y 2020, eliminando a varios de los competidores y ofreciendo un “panorama prácticamente desierto” en el que las marcas están creciendo notablemente. Ingesba, propiedad al 100% de la familia Durrán, está en proceso de firmar acuerdos con nuevas firmas de moda urbana, pero no ha cerrado aún ningún contrato.

 

En septiembre de 2020, la compañía selló un acuerdo con Fanatics para distribuir de manera exclusiva la línea de Nike de las ligas de fútbol americano, National Football League (NFL), y de beisbol, Major League Baseball (MLB), en España y Portugal.