19 May 2022 | 11:03

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Decathlon, a la conquista de Estados Unidos con su segunda tienda

El gigante de la distribución galo abrirá su segundo establecimiento en Estados Unidos tras la primera apertura realizada en San Francisco. 

Palco23

20 mar 2019 - 11:25

 

 

Decathlon vuelve al suelo estadounidense tras diez años de ausencia. El gigante galo de la distribución inaugurará su segunda tienda en Estados Unidos, que se ubicará en el centro comercial East Bay Bridge de Emeryville, un establecimiento que servirá de laboratorio para estudiar el impacto que tendrá su regreso al mercado estadounidense, al igual que la tienda inaugurada en San Francisco.

 

El concepto de tienda se configurará al estilo de su primera apertura en suelo norteamericano, como un centro interactivo que será seis veces más grandes que el establecimiento ubicado en Market Street (California), incorporando los más de 100 deportes que trabaja el fabricante galo y actividades enfocadas a la comunidad. 

 

En lugar de un lanzamiento masivo en todo el país, la compañía ha optó en su día por centrarse en abrir locales poco a poco con el propósito de lograr que la marca se familiarice la comunidad de deportistas locales. Esta idea de ir paso a paso contrasta con la ofensiva que lanzó en 1999, cuando optó por entrar de forma agresiva mediante la compra de 18 de los establecimientos del operador local MVP Sports. La empresa puso punto y final a su incursión en 2006, cuando finalizó sus operaciones en el país.

 

 

 

 

“Lo que realmente diferencia a Decathlon de otros fabricantes deportivos es la innovación, ya que diseñamos y fabricamos nuestras propias marcas para cada deporte individual para garantizar un producto de la más alta calidad al precio más asequible, haciendo que los deportes sean más accesibles para todos”, ha afirmado el director ejecutivo de Decathlon EEUU, Michel d'Humières.

 

Decathlon opera en más de 1.350 tiendas de 39 países de todo el mundo y finalizó 2018 con un avance del 5%, hasta facturar 11.300 millones de euros. No obstante, fue el menor ritmo de crecimiento en lo que va de década y el primero en los últimos cinco ejercicios en los que la facturación aumenta por debajo del 10%. Además, el beneficio neto de Decathlon cayó un 19% en 2018, hasta 497 millones de euros, en un ejercicio marcado por un importante esfuerzo inversor.