07 Dic 2021 | 19:34

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Asics reestructura su organigrama tras la salida de su director general en Europa

Alistair Cameron había dirigido el negocio de la marca nipona en este territorio durante los últimos diez años. Carsten Unbehaun ha sido designado como su sucesor.

Palco23

22 nov 2019 - 13:45

Alistair Cameron había dirigido el negocio de la marca nipona en este territorio durante los últimos diez años. Carsten Unbehaun ha sido designado como su sucesor.

 

 

Vuelco de Asics a la dirección en Europa. Alistair Cameron, director general de la marca japonesa en Europa, Oriente Medio y África (Emea), ha abandonado la compañía tras diez años en el cargo. Su relevo lo asumirá Carsten Unbenhaun, que hasta ahora había ejercido como director general en Europa Central.

 

“Desde 2009 Alistair ha liderado el negocio en los que han sido tiempos extremadamente desafiantes en nuestra industria”, ha destacado Hokuto Nakano, consejero delegado de Asics. “Durante más de una década ha desempeñado un papel fundamental asentando las bases para construir nuestra marca en una región clave para nuestro éxito a largo plazo”, ha añadido.

 

Unbenhaun llega procedente de la marca sueca Haglöfs, perteneciente a Asics, de la que era consejero delegado de 2018. Fue entonces cuando la marca japonesa decidió situarle al frente, sustituyendo, precisamente, a Cameron, que pasó a ocupar el rol de presidente ejecutivo. Por ahora seguirá liderando este negocio, hasta que Asics encuentre un sustituto.

 

Asimismo, Masashi Abe se convertirá en vicepresidente ejecutivo de Asics para Europa a partir de 2020. El ejecutivo, que cumplirá dos décadas en la compañía, se trasladará desde la sede de la marca en Kobe (Japón), donde su último cargo era el de director general de la división de estrategia geográfica.

 

El fabricante nipón de artículos deportivos cerró los nueve primeros meses del año con un retroceso en la facturación del 3,2%, hasta 286.166 millones de yenes (2.368 millones de euros). Su beneficio neto, por su parte, cayó un 17%, hasta 7.172 millones de yenes (59,3 millones de euros).