24 May 2022 | 10:01

Líder en información económica del deporte

Entorno

Un juez deniega las cautelares y avala la adjudicación del VAR a Hawk-Eye por parte de la Rfef

El auto deniega la suspensión provisional de la adjudicación que había solicitado Mediapro, a la que se excluía por cláusulas de buena gobernanza, al considerar que al concurrir las estaba aceptando previamente.

Palco23

29 jul 2019 - 14:29

Un juez avala la adjudicación del VAR a Hawk-Eye por parte de la Rfef

 

 

La Real Federación Española de Fútbol (Rfef) ha ratificado a Hawk-Eye como proveedor del servicio de videoarbitraje (VAR) hasta 2022-2023. El regulador presidido por Luis Rubiales ha emitido un comunicado en el que asegura que un juzgado ha ratificado el proceso de adjudicación que emprendió meses atrás, si bien lo cierto es que lo que han rechazado son las medidas cautelares y ahora debe pronunciarse sobre el fondo de la cuestión.

 

“El juez valida las condiciones del concurso del VAR”, señala el organismo, sobre un proceso en el que introdujo diferentes cláusulas de buena gobernanza y transparencia. Son las mismas que, sin embargo, sí rechazó otro magistrado previamente cuando se hacía referencia a la adjudicación de la emisión de la final de Copa del Rey.

 

En el auto, siempre según la Federación, se indica que el juez, al concurrir sin denunciar las bases, el grupo audiovisual “asumió el resultado del mismo”. En su opinión, “es contrario a sus propios actos alegar en el procedimiento” posteriormente a su aceptación.

 

 

 

 

Tras esta sentencia, Hawk-Eye asumirá un contrato por el que la Rfef pagará 14 millones de euros entre 2019-2020 y 2022-2023, a razón de 3,5 millones de euros por LaLiga Santander. Si finalmente se incluye LaLiga 1|2|3, algo que no estaba del todo claro en la oferta de la compañía alemana, el precio final habría alcanzado un máximo de seis millones anuales. 

 

La compañía, famosa por crear el Ojo de Halcón en tenis, empezó a abrir mercado en el fútbol con su tecnología para saber al momento si un balón había entrado o no dentro de la portería. En su contra, juega el hecho de que en muchas ocasiones suele incluir en sus paquetes tanto el VAR como la tecnología en línea de gol, una cuestión que encarecería el precio que actualmente se paga, pese a que las cámaras que hoy se instalan en los campos permiten aclarar si un balón traspasa o no la línea de gol.

 

Ese servicio, no obstante, le permitió rápidamente adaptarse a la introducción del VAR y fue la compañía que se adjudicó el servicio para el Mundial de Rusia 2018 y la Uefa Champions League. Poco después, la empresa alemana sumó la Ligue-1 y Ligue-2 en Francia, y la Bundesliga, que tras una serie de problemas técnicos decidió introducir el VAR a comienzos de este año. Hawk-Eye también tuvo problemas en África, donde los fallos obligaron a repetir la final de la Champions League del continente.