17 Ago 2022 | 11:51

Líder en información económica del deporte

Entorno

Las economías del G20 caerán un 5,8% en 2020 según Moody’s

La agencia de calificación estima que en 2021 se produzca una recuperación gradual, con un rebote del 4,2% del Producto Interior Bruto (PIB).

Palco23

29 abr 2020 - 18:51

Las economías del G20 caerán un 5,8% en 2020 según Moody’s

 

 

El coronavirus lastra la economía mundial. El Producto Interior Bruto (PIB) de las economías del G20 registrarán una contracción conjunta del 5,8% en 2020 por el impacto de la pandemia, según Moody’s.

 

Tras la caída de la producción se producirá una recuperación gradual en 2021, según la agencia de calificación. Moody’s estima que las economías del G20 registren un crecimiento del 4,2% el próximo año. “Aunque el PIB real de 2021 en las economías más avanzadas estará por debajo de los niveles previos a la crisis”, añade la agencia.

 

La recuperación también podría ser desigual en los distintos sectores, apunta Moody’s, “ya que el temor al contagio probablemente modificará el comportamiento de los consumidores incluso después de que se levantes las restricciones en la actividad empresarial y la movilidad”, comenta Madhavi Bokil, analista de crédito de Moody’s.

 

Esta noticia llega después de que Alemania anunciara que prevé que su Producto Interior Bruto (PIB) registre una contracción del 6,3% este año por el impacto de la pandemia. Esta caída supondría la mayor del país desde la Segunda Guerra Mundial. El Ministerio de Economía y Energía del país prevé que el PIB global caiga un 2,8% este año.

 

Con todo, el Ejecutivo alemán prevé que el PIB del país registre un rebote el próximo año y registre una subida del 5,2%. “Para paliar al máximo las consecuencias económicas de la pandemia hemos establecido un escudo protector sin precedentes de más de un billón de euros con el objetivo de preservar la esencia de nuestra economía”, ha explicado el ministro.

 

La economía de Estados Unidos, por su parte, se contrajo un 4,8% en el primer trimestre, la mayor caída desde 2008. Según datos de la Oficina de Análisis Económico del Gobierno (BEA, por sus siglas en inglés). El organismo ha alertado de que los efectos económicos de la pandemia no se podrán cuantificar ya que los datos en los que se basa “están incompletos y tardarán en actualizarse”. Además, BEA señala que el impacto del coronavirus comenzó a notarse en el país a partir de la tercera semana de marzo.