19 May 2022 | 03:46

Líder en información económica del deporte

Entorno

La guerra comercial China-EEUU deja las exportaciones deportivas españolas en los 500 millones hasta julio

La venta de artículos deportivos al extranjero avanza solo un 3% respecto a los siete primeros meses de 2017, un ritmo de crecimiento muy por debajo de los años anteriores.

G.G.Recio

21 sep 2018 - 13:19

Pese a la caída del comercio con China y Estados Unidos, los integrantes de la Unión Europa siguen tirando de este sector

 

 

Las exportaciones deportivas crecen, pero no alzan el vuelo con la misma intensidad de los últimos años. La venta de artículos deportivos al extranjero alcanzó los 499,2 millones de euros hasta julio de 2018, apenas un 3% más respecto a 2017, según el índice elaborado por Palco23 a partir de los datos recogidos por el Instituto Español de Comercio Exterior (Icex).

 

La principal razón de este crecimiento, muy alejado de los porcentajes del pasado año, fue el aumento del comercio con países clave en la Unión Europea, como Francia, Italia, Alemania y Rumanía. Por otro lado, la guerra comercial entre Estados Unidos y China afectó a las ventas deportivas de España a estos países, ya que en ambos casos la facturación cayó un 20%.

 

Entre los países que más compraron productos a las empresas españolas destaca Francia, que sigue siendo el principal socio comercial de España. Concretamente, las compañías galas invirtieron 155,4 millones de euros, un 6,5% más que en el mismo periodo del año anterior. Italia destinó 80,9 millones, un 13,3% más, mientras que Alemania compró artículos por valor de 41 millones, un 13% más. El caso más importante es el de Rumanía, que gastó diez millones, un 150% más.

 

 

 

 

La balanza comercial, que es la diferencia entre exportaciones e importaciones, generó un déficit de 666,25 millones. Es decir, que el saldo negativo resultante se incrementó un 6,89% respecto a los siete primeros meses del año anterior. Y es que las importaciones se situaron en 1.165,44 millones de euros, un 5,17% más.

 

Los territorios que más vendieron a España hasta julio fueron China, con 637,2 millones (-1,1%); Bélgica, con 101,8 millones (+31,5%); Italia, con 83,5 millones (+0,2%), Francia, con 69,9 millones (+20,2%). Debido a la subida de los aranceles en Estados Unidos, las empresas españolas compraron un 31,5% menos a este país, hasta 7,8 millones.

 

En cuanto a los productos más vendidos al extranjero, la categoría que más empujó a elevar las exportaciones fue el material para la cultura física, donde se incluyen los artículos y material vinculado al fitness (maquinaria de gimnasio, pesas y steps), junto con el deporte al aire libre, como balones, raquetas y esquís. Este epígrafe representa la mitad del valor total de las ventas al extranjero, con 257,7 millones, un 9,9% más.

 

El resto de segmentos, como prendas de entrenamiento y calzado para deportes como el fútbol y el esquí cayeron alrededor entre el 10% y el 20%. Tan solo el calzado para baloncesto y tenis creció un 4,2%, hasta 62,4 millones. De momento, pese a la caída del comercio con China y Estados Unidos, los integrantes de la Unión Europa siguen tirando de este sector.