23 Ene 2022 | 14:17

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Volvo Ocean Race gana impulso: cambia su ciclo de tres a dos años para atraer patrocinadores

La prueba náutica cambia su ciclo actual para dar mayor continuidad al evento y elevar el valor comercial de los equipos, las sedes y los sponsors.

Palco23

14 jun 2017 - 16:09

 

Aires de cambio en la Volvo Ocean Race. La competición, que hasta ahora se celebraba cada tres temporadas, pasará a celebrarse cada dos años con el fin de mejorar el valor comercial de los equipos participantes, las sedes y los patrocinadores. Así lo ha asegurado la organización, que empezará a aplicar este cambio a partir de 2019, durante la decimocuarta edición con puerto de salida en Alicante.

 

De esta manera, por primera vez la Volvo Ocean Race no se solapará con otras competiciones como los Juegos Olímpicos, la Vendée Globe y la Copa América. Este cambio provocará que “haya actividades relacionadas con la regata todos los años, lo que aportará un mayor enganche con los múltiples aficionados que tiene repartidos por todo el mundo, una mayor continuidad laboral para todos los sectores involucrados y un mayor retorno de la inversión para las empresas que respaldan a los equipos”, ha explicado la organización.

 

El proceso de selección de ciudades sede para las ediciones que van desde 2019 a 2024 ya está abierto, y la organización ha llegado a un nuevo acuerdo a largo plazo con The Sports Consultancy, con la que trabaja desde hace diez años, para desarrollar las conversaciones con las candidatas. El cambio de ciclo también acortará cada edición, ya que, desde el punto de vista comercial, no será necesario tener paradas en todos los principales mercados.

 

 

“Irnos a un ciclo más corto nos permite acortar la duración de la prueba algunos meses en lugar del formato actual de ocho o nueve meses, y a pesar de ello nos permite ir a más mercados en total en cada período de dos regatas en cuatro años”, ha asegurado Mark Turner, consejero delegado de la prueba náutica.

 

“Uno de los resultados que esperamos obtener con estos cambios es que los patrocinadores se puedan comprometer con los equipos para dos regatas por un plazo de tres o cuatro años, algo que no ha pasado casi nunca en el pasado, ya que el compromiso de realizar dos ediciones en seis años era demasiado largo para la mayoría de las empresas”, ha añadido el directivo.

 

“Todo esto le va a dar más continuidad a todas las partes implicadas, va a permitir más activación a los patrocinadores y va a provocar más ruido mediático entre cada edición, ya que los equipos no tendrán que parar su actividad, además de lograr una  mayor efectividad en los proyectos tanto en el plano deportivo como en el comercial”, ha insistido.

 

Otra de las ventajas que aporta este cambio es que permitirá mejorar “el proceso de ventas de los equipos, ya que a partir de ahora la venta se va a producir durante la regata, lo que sin duda es el escenario ideal para generar esas ventas”, ha asegurado Turner.

 

A día de hoy, la Volvo Ocean Race cuenta con el apoyo de Inmarsat, como socio de la carrera, y los patrocinios de Cobham, la marca de ropa náutica Musto, la tecnológica HCL y el proveedor de logística GAC Pindar.