Competiciones

La Fórmula 1 cierra el primer trimestre de 2020 en pérdidas tras hundir un 84% sus ingresos

La gestora del Mundial, que no ha podido celebrar ni un gran premio, obtuvo una facturación de 39 millones de dólares, mientras que el resultado operativo fue negativo en 42 millones de dólares.

Palco23

07 may 2020 - 17:24

La Fórmula 1 cierra el primer trimestre de 2020 en pérdidas tras hundir un 84% sus ingresos

 

 

Formula One Group entra en números rojos tras no celebrar ni un solo gran premio en lo que va de año. La gestora del Mundial de Fórmula 1 cerró el primer trimestre de 2020 con un resultado operativo negativo de 42 millones de dólares (38,8 millones de euros). La razón no es otra que el fuerte desplome de los ingresos, que retrocedieron un 84% interanual, hasta 39 millones de dólares (36 millones).

 

En cuanto a los ingresos recurrentes, la compañía señala que se corresponden con “los elementos de los contratos de patrocinio asociados con derechos no relacionados con las carreras que fueron reconocidos durante el período”. Por el contrario, no cobró ni una sola factura de los operadores de televisión ni de los promotores de los grandes premios.

 

Estos malos resultados se repetirán probablemente en el segundo trimestre, pues la compañía no prevé regresar a pista hasta julio. “Estamos avanzando con nuestros planes para 2020, mientras trabajamos para fortalecer el futuro a largo plazo de la Fórmula 1 a través de nuevas regulaciones técnicas, deportivas y financieras que mejorarán aún más la competencia y la acción en la pista y la convertirán en un negocio más saludable para todos los involucrados”, ha sostenido su presidente ejecutivo, Chase Carey.

 

Con tal de disponer de músculo para sostener esta situación, el máximo accionista de la competición, Liberty Media, decidió a finales de abril mover activos entre filiales. En concreto, traspasó la participación que la F-1 tenía en Live Nation a SiriusXM, lo que le permitió anotarse unos ingresos extraordinarios de 1.500 millones de dólares (1.387 millones de euros).

 

Tras esta operación, Liberty considera que “Formula One Group tiene un balance consolidado que nos permitirá mejorar el negocio de la F-1 y ser oportunistas”. “Estamos agradecidos con la FIA, los equipos, los promotores, nuestros empleados y otros socios clave por su apoyo y esfuerzos durante este momento difícil”, ha añadido Carey.

 

Muestra de ese apoyo que está recibiendo es que ninguna escudería ha recibido pago alguno de la competición, cuando en el primer trimestre de 2019 se desembolsaron 96 millones de dólares (89 millones de euros)por este concepto. El resto de costes operativos se han recortado un 71%, hasta 43 millones de dólares (39,8 millones de euros), mientras que los gastos administrativos y de estructura sólo se han podido rebajar un 15%, hasta 28 millones de dólares (26 millones).