26 May 2022 | 01:27

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Bifree crece y apunta a tres carreras de montaña por etapas en Cataluña en 2023

La empresa organizadora de carreras de montaña por etapas espera cerrar el curso con una facturación de 170.000 euros y volver a repetir los beneficios de 2019. La Pyrenees Stage Run cuenta con un presupuesto de 130.000 euros.

Bifree crece y apunta a tres carreras de montaña por etapas en Cataluña en 2023
Bifree tiene como modelo de negocio un producto de turismo deportivo y se encarga de todo la logística, gestionando desde el transporte hasta el alojamiento de los participantes.

M. L-E.

17 mar 2022 - 05:00

Bifree Sports se rehace del golpe de la pandemia. La empresa organizadora de carreras de montaña por etapas con sede en Blanes (Girona), fundada en 2016 por Jordi Vissi y Tomàs Llorens, quiere organizar tres eventos en 2023, uno más que el presente curso, en el que volverá a organizar la Pyrenees Stage Run y la Costa Brava Stage Run.

 

La compañía empezó organizando su primer evento en los Pirineos en 2017 y dos años después ya contaba con dos eventos de más de cien inscritos. En 2020 no pudo organizar ningún evento, mientras que el año pasado optó por celebrarlos pero con un aforo reducido. Ahora, tras el Covid-19, quiere seguir con su expansión, con el objetivo de organizar entre cuatro o cinco eventos en dos o tres años.

 

La Pyrenees Stage Run es un evento de siete días que cuenta con un presupuesto de entre 120.000 euros y 130.000 euros, mientras que la Costa Brava Stage Run tiene una duración de tres días y un presupuesto de alrededor de 70.000 euros. Para la primera carrera, el coste de la inscripción es de 1.250 euros, mientras que para la segunda el importe asciende a alrededor de 350 euros. El perfil del corredor es de un poder adquisitivo medio alto, siendo un 70% hombres con una media de 45 años.

 

 

 

 

Prácticamente la totalidad de los ingresos provienen de las inscripciones aunque desde 2019 la empresa cuenta con algún patrocinador ya que el Patronat de Turisme de la Costa Brava se convirtió en partner de la prueba en el año antes de la pandemia. Para este curso, la empresa quiere crecer en esta línea.

 

La carrera tiene en el público internacional la mayor parte de su negocio y, hasta el momento, prácticamente las cincuenta inscripciones vendidas de la Pyrenees Stage Run son de fuera de España, mientras que para la carrera de la Costa Brava, el público internacional copará alrededor del 65% de los 200 inscritos marcados. La empresa cuenta con dos empleados aunque en los eventos suman entre veinte y treinta personas voluntarias.

 

Bifree tiene como modelo de negocio un producto de turismo deportivo y se encarga de todo la logística, gestionando desde el transporte hasta el alojamiento de los participantes. “Hacemos un producto que sirva también para conocer la zona de la manera que más le gusta al atleta, sin preocuparse de la logística”, señala Vissi, accionista mayoritario de la empresa juntamente a Llorens, a Palco23.

 

“Estamos buscando nuevas zonas que puedan tener un atractivo de cara al cliente de fuera de España y que le gusten este tipo de evento, nos gustaría realizar tres carreras, pero lo óptimo sería tener una más con la actual estructura”, señala el directivo.

 

La empresa tuvo una facturación de 170.000 euros en 2019, cifra que prevé repetir este año. Con tres carreras, BiFree espera incrementar su negocio hasta los 250.000 euros puesto que la carrera será de tres etapas. Asimismo, la empresa prevé repetir los beneficios obtenidos en 2019 después de haber logrado salvar el ejercicio de 2021. “En los dos últimos años tuvimos que reducir nuestros salarios pero ahora queremos volver a incrementarlos y obtener beneficios para ir capitalizando poco a poco”, sostiene.