20 May 2022 | 03:56

Líder en información económica del deporte

Clubes

Los Saints de la NFL renovarán su estadio con una inversión de 450 millones de dólares

Las obras se realizarán cuando no haya temporada, empezarán el próximo enero y se alargarán hasta 2024. Estarán financiadas por la franquicia, el Ayuntamiento y el estado de Luisiana.

Palco23

03 may 2019 - 12:18

El nuevo Mercedes-Benz Superdome estará financiado por los New Orleans Saints y por la Administración de Luisiana

 

 

El nuevo Mercedes-Benz Superdome está más cerca de ser una realidad. El estadio de los New Orleans Saints de la NFL será sometido a una reforma de 450 millones de dólares (402 millones de euros). Será la mayor renovación en los 44 años de historia del recinto deportivo, con permiso de las mejoras que se realizaron tras el Huracán Katrina en 2011.

 

Las obras estarán financiadas por la franquicia, que aportará 150 millones dólares (134 millones de euros); el estado de Luisiana, que pondrá 93 millones de dólares (83 millones de euros), y The Louisiana Stadium y Exposition District, que es la entidad gubernamental que tiene en propiedad otros recintos en ese estado, y que asumirá una inversión de 207 millones de dólares (184 millones de euros).

 

Este proyecto se enmarca en el acuerdo que los Saints firmaron con el estado de Luisiana, por el que se comprometieron a seguir jugando en Nueva Orleans hasta 2035 y, como condición, la franquicia pidió que se renovara el estadio. El contrato para utilizar el complejo finaliza en 2025, por lo que la renovación ha sido por diez años más.

 

 

 

 

“Si vamos a seguir dando vida al Superdome durante veinte o 25 años más, debemos hacer algo transformador; no se trata de poner un parche, sino de cambiar la infraestructura”, ha explicado Doug Thornton, vicepresidente de estadios para SMG, gestora del complejo. La instalación tiene capacidad para 69.082 espectadores y ha albergado la Super Bowl en siete ocasiones, además de otros eventos de la WWE.

 

La idea es que las obras empiecen en enero de 2020 y se alarguen hasta 2024, momento en que el Superdome albergará la Super Bowl. La remodelación se realizará cuando finalice la temporada de la NFL, de modo que los New Orleans Saints puedan continuar jugando en el complejo.