05 Dic 2021 | 06:31

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Betis exprime el capital de CVC: inversión de 70 millones en infraestructuras y digital

El equipo verdiblanco cerró el ejercicio 2020-2021 con pérdidas de 36,5 millones de euros y tiene previsto volver a beneficios en la actual temporada, en la que disputa la Uefa Europa League, con 1,49 millones de euros. 

El Betis exprime el capital de CVC: inversión de 70 millones en infraestructuras y digital
La entidad ha destinado el 15% del capital de CVC para mantener la plantilla deportiva.

Albert Ferrer

19 oct 2021 - 05:00

El Real Betis invierte en el brick y en el click. El conjunto verdiblanco tiene previsto comenzar las obras de la nueva ciudad deportiva a finales de año, con una inversión de 25 millones de euros, y las mejoras en el Benito Villamarín, además de impulsar el negocio digital del club. Para ello, el club dispone de 70 millones de euros, cantidad que no ejecutará en su totalidad por ahora procedentes de los fondos de CVC, según ha explicado el director general de negocio del Real Betis, Ramón Alarcón.

 

La construcción de la ciudad deportiva es un ambicioso proyecto previsto en varias fases. Una vez concluya, el club dispondrá de quince campos de fútbol 11, tres campos de entrenamiento de porteros, campo multiusos, edificio multiusos, un mini Villamarín, pistas de tenis y pádel, un edificio administrativo, una nueva residencia para la cantera con capacidad para cien jugadores y un club social bético.

 

En el estadio del club, el Benito Villamarín, la entidad bética tiene previsto renovar la grada de Preferencia, la última de las gradas en las que está pendiente acometer obras de mejora, además de mejorar los accesos, instalar nuevos videomarcadores o cambiar la megafonía del estadio.

 

El principal trabajo que acometerá el Real Betis en el estadio es la instalación de nuevas zonas premium y palcos VIP para incrementar el negocio y mejorar la experiencia del aficionado que visita el estadio. “Tenemos que conseguir un producto en el que la gente se sienta igual que en su casa pero que viva el partido en el campo en primera persona”, añade Alarcón, que prevé aumentar así el ticket medio del club en concepto de matchday.

 

 

Precisamente en la última temporada en la que hubo normalidad en cuanto a aforo de espectadores se refiere, el Real Betis obtuvo unos ingresos de más de diez millones de euros en concepto de ticketing y matchday, que se vio afectado con un importante descenso en la temporada anterior, obteniendo unos ingresos de sólo 110.000 euros.

 

Asimismo, la entidad ha destinado el 15% del capital de CVC (quince millones de euros) para mantener la plantilla deportiva y poder inscribir a los jugadores en las respectivas competiciones. El club también ha destinado otros quince millones para refinanciar deuda (a tres años) y “manejar el fondo de maniobra”.

 

Otro de las líneas de negocio en las que pretende acelerar el club es el negocio digital para obtener información de sus socios y aficionados y poder ofrecerles una oferta personalizada, es decir, un aumento del B2C. El Real Betis también está terminando de instalar el 5G en el Benito Villamarín, siendo así uno de los primeros estadios de España en el que será posible desplegar esta cobertura.

 

El accionariado del Betis está muy repartido. Los miembros del consejo de administración controlan el 23,2% del capital social del club, frente al 16,9% de Es posible otro Betis de Serra Ferrer, Caro Ledesma, Francisco Galera y Rafael Salas. Y más 14.000 accionistas minoritarios aglutinan casi el 50% del total de los títulos de la entidad. En junio, varios accionistas cerraron un acuerdo para sellar un pacto de estabilidad y garantizar la continuidad del órgano directivo del club.

 

 

El club cuenta con 400 trabajadores en plantilla, de los cuales un centenar corresponde a personal no deportivo. El gasto en nóminas de los empleados del club representaba más de tres millones de euros, mientras que el del equipo profesional ascendía a 71 millones de euros la temporada 2020-2021.

 

De cara a la temporada actual, en la que no hay restricciones de aforo en los estadios desde la jornada ocho de LaLiga, el conjunto andaluz cerró en julio la campaña de abonados con un 97,5% de los aficionados renovando su carné, lo que supone una cifra de más de 48.000 socios. “Nos marcamos la cifra de 50.373 abonados, que es el máximo de abonados que queremos tener y a los que llegaremos esta temporada”, comenta el ejecutivo, en una temporada donde el club disputa la competición internacional con la presencia en Europa League.

 

El club verdiblanco cerró el ejercicio 2020-2021 (concluido a 30 de junio) con unas pérdidas de 36,75 millones, pese a que la cifra de negocios de la entidad verdiblanca mejoró un 11% respecto a la temporada anterior, hasta 87,3 millones de euros. De cara al actual curso, el club tiene previsto volver a números negros con unos beneficios de 1,49 millones.

 

“Aunque no tenemos la obligación de vender, podríamos escuchar ofertas por nuestros activos si las consideramos correctas”, apunta Ramón Alarcón, que considera el Real Betis un club formador que sabe vender correctamente, como es el caso de Fabián Ruiz al Nápoles por 30 millones de euros, Dani Ceballos al Real Madrid por 17 millones o Junior Firpo al FC Barcelona por 20 millones de euros.