06 Dic 2021 | 12:30

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Real Betis se apoya en la UE para construir su nueva ciudad deportiva antes de 2022

El presidente de la entidad andaluza, Ángel Haro, expresó su voluntad de “tener operativos al menos cinco campos a lo largo de 2022”.

Palco23

08 jun 2021 - 11:10

El Real Betis se apoya en la UE para construir su nueva ciudad deportiva antes de 2022

 

 

El Real Betis fía su futuro a la cantera. El club de la ciudad de Sevilla comenzará a construir su nueva ciudad deportiva antes de 2022. Además, una parte importante de la obra, cifrada en 25 millones de euros, será costeada a través de fondos de la Unión Europea, que consistirá en un préstamo con un tipo de interés bajo y a largo plazo, según ha avanzado El Desmarque de Sevilla.

 

Por el momento, el presidente de la entidad bética, Ángel Haro, pretende “tener operativos cinco campos de fútbol a lo largo de 2022”. Los fondos europeos llegarán a cambio de realizar un proyecto sostenible, como parte del proyecto Forever Green del club. Como consecuencia, la ciudad deportiva deberá contar con vehículos eléctricos, reciclaje de residuos o depuración de aguas.

 

Una vez concluido el proyecto, el club dispondrá de quince campos de fútbol-11, tres campos de entrenamiento de porteros, campo multiusos, edificio multiusos, un mini Benito-Villamarín, pistas de tenis y pádel, un edificio administrativo, una nueva residencia para la cantera con capacidad para cien jugadores y un club social bético.

 

 

 

 

Debido a la crisis del coronavirus, actualmente el proyecto de la ciudad deportiva se encuentra parado. El objetivo es iniciar la temporada que viene la construcción de lo más necesario: los primeros campos de fútbol para que la cantera pueda entrenar.

 

Más a largo plazo, el club planea terminar la reforma de su estadio con la renovación de la grada de Preferencia, la última de las gradas en las que está pendiente acometer obras de mejora.

 

El equipo de Sevilla cerró el ejercicio 2019-2020 con una facturación de 86,3 millones de euros, casi 80 millones menos de los presupuestados y por debajo de los 107,3 millones de euros ingresados en la temporada 2018-2019, cuando disputó competiciones europeas.