17 May 2022 | 22:36

Líder en información económica del deporte

Media

La TV tradicional asume el diferido: el 20% del consumo de Movistar+ es a la carta

Un estudio interno de Telefónica revela que sus accesos a la televisión de pago dan servicio a más de diez millones de personas, con un consumo diario de 200 minutos y una clara tendencia a no seguir la programación horaria de los canales.

Palco23

05 jul 2018 - 10:42

La TV tradicional asume el diferido: el 20% del consumo de Movistar+ es a la carta

 

 

La televisión a la carta se ha impuesto entre los consumidores más jóvenes, pero es un hábito de consumo que se ha extendido al conjunto de los hogares, incluso a la hora de ver programas con una franja horaria definida. Así se desprende de un estudio interno de Movistar+, que revela que el 20% del consumo se hace utilizando las herramientas que permiten ver los contenidos en cualquier momento. “La evolución en la forma de consumir la televisión se manifiesta en un incremento en el uso del diferido”, corrobora Telefónica.

 

El porcentaje de visionado de películas, series y programas fuera de la programación original sube en el caso de los canales de pago, donde la cifra se aproxima al 30%; excluido el deporte, que vive esencialmente del directo, este porcentaje es del 34%. Es decir, que los españoles aún se dejan guiar por la parrilla en los canales de la TDT, donde se incluyen los generalistas y cadenas públicas, pero optan por el consumo a la carta con otro tipo de contenidos.

 

Los resultados son muy relevantes, en tanto que Telefónica asegura que los casi cuatro millones de accesos a su plataforma de televisión de pago dan servicio a “más de diez millones de personas”. No es un dato menor, pues representa una quinta parte de toda la población española y la primera vez que el grupo trata de medir la dimensión real de su base de consumidores, pues las audiencias en este segmento se miden por accesos y no por usuarios reales ante la pantalla.

 

 

 

 

El estudio señala que el consumo medio diario supera los 200 minutos, es decir, algo más de tres horas. Además, se confirma la importancia de mantener abierta su biblioteca de series, películas y documentales, pues el 60% del consumo de los canales propios no deportivos se realiza fuera de la programación establecida. Por otro lado, casi el 80% de los usuarios han hecho uso en algún momento del consumo a la carta y el 60% han accedido al vídeo bajo demanda (VOD).

 

Este servicio se complementa con la opción de ver contenidos emitido en los últimos siete días o poder pausar una emisión, que ha sido utilizada por 5,2 millones de personas. Por dispositivos, y pese al creciente número de soportes, “el descodificador sigue siendo el rey, pero cada vez son más los usuarios que utilizan el teléfono móvil, la tableta, el ordenador o una smart TV”. 

 

Para Emilio Gayo, presidente de Telefónica España, “la televisión se ha demostrado como un elemento fidelizador de los clientes; […] prueba de ello es que tenemos una tasa de baja menor entre los clientes que tiene contratada la televisión frente a los que no la tienen. Y cada vez son más los clientes de paquetes convergentes que disfrutan de la televisión, que roza ya el 80%”.