20 May 2022 | 02:48

Líder en información económica del deporte

Media

Endeavor paga 202 millones por el creador de las OTT de NBA y UFC

El grupo creado tras la fusión de IMG y WME se hace con el 100% de NeuLion, uno de los principales proveedores de plataformas de consumo de contenidos audiovisuales a la carta.

Palco23

26 mar 2018 - 17:47

Los grandes players de la industria del deporte continúan tomando posiciones en la escena digital. Endeavor, el grupo creado en torno a IMG y WME, ha anunciado la compra de NeuLion, un proveedor de servicios tecnológicos en cuyo haber figura el desarrollo de las plataformas over the top de competiciones como la NBA, la Euroliga o la UFC, que ya es propiedad del grupo de entretenimiento. El 100% de la compañía se ha valorado en 250 millones de dólares (202 millones de euros), y se espera la venta de todos los títulos una vez que los grandes accionistas han avalado la exclusión de bolsa.

 

“NeuLion ofrece una combinación ideal de tecnología y servicios al cliente, y estamos entusiasmados por el valor que esto aporta a nuestros socios existentes y la base que brinda para nuestro futuro crecimiento digital”, ha señalado Ariel Emanuel, director general de Endeavor. En su opinión, contar con su propia tecnología les permitirá ofrecer un servicio integral que hasta ahora no tenían.

 

La compañía adquirida cerró los primeros nueve meses de 2017 con unos ingresos de 69,79 millones de dólares y unas pérdidas de 9,28 millones. El 79% de su negocio depende de los proyectos que tiene en marcha con la NBA, la UFC, la NFL y la filial británica de la plataforma de televisión de pago Sky. Entre sus clientes también está Eleven Sports Network, un sistema de emisiones en streaming que está abriéndose mercado en distintos países europeos.

 

NeuLion ofrece soluciones digitales para asegurar la calidad de las retransmisiones en directo o bajo demanda, tanto de competiciones deportivas como de cualquier contenido de entretenimiento. “Potenciamos todo el ecosistema de vídeo para propietarios de contenido y titulares de derechos, empresas de electrónica de consumo e integradores de video de terceros”, explica la compañía estadounidense.