20 Ago 2022 | 01:35

Líder en información económica del deporte

Fitness

Iolanda Latorre (Adecaf): “No ha habido ningún brote en un gimnasio, no se pueden cerrar porque sí”

La nueva gerente de la Asociación de Empresas de Clubes Catalanes de Fitness toma el cargo en el momento más delicado del fitness a causa de la pandemia.

Palco23

08 oct 2020 - 04:45

Iolanda Latorre (Adecaf): “No ha habido ningún brote en un gimnasio, no se pueden cerrar porque sí”

 

 

La Asociación de Empresas de Clubs Catalanes de Fitness (Adecaf) culminó la renovación de su junta directiva hace dos semanas y nombró Iolanda Latorre gerente de la entidad. Latorre lleva la gestión y asesoramiento de la patronal del fitness, prestando servicios de consultoría y asesoramiento legal a diversas empresas del sector, así como a federaciones y clubes deportivos.

 

Latorre es abogada, tiene un máster en derecho deportivo por la Universidad de Lleida y se formó en compliance por Esade. Su trayectoria profesional está especialmente vinculada al sector del deporte, ya que ha sido gerente del Institut Barcelona Esports.

 

Pregunta: ¿Cómo de grande será el ajuste del sector del fitness tras el post Covid-19?

Respuesta: El sector está formado por empresas con músculo económico y por pymes. Su respuesta dependerá mucho de la tesorería y del nivel que ya tenían. Tener que devolver cuotas, estar parados y haber perdido partes asociadas es un problema. Soy optimista, el servicio que ofrece el sector del fitness es esencial. La gente retomará su vida normal y saludable. Pasaremos un agujero importante y poco a poco nos iremos cuadrando.

 

P.: ¿Cuál es el principal reto del fitness?

R.: Tenemos tres: que los centros más pequeños aguanten y puedan sobrevivir a la debacle, que la administración nos considere un servicio de salud y que las personas se sientan seguras en sus centros fitness.

 

P.: ¿Qué tienen que hacer las administraciones por el sector?

R.: Como en cualquier otro sector, no deben actuar a golpe de titular, sino analizar el objetivo que hay en este caso. No ha habido ningún brote y no se pueden cerrar así porque sí. La decisión se tiene que basar en unos hechos que la acompañen. El Gobierno agilizar la disposición de tesorería de los centros de fitness.

 

 

 

 

P.: ¿Se percibe el retorno del público?

R.: Sí. La gente es consciente de que se encuentra mejor yendo al gimnasio.

 

P.: Pero hay gente que se queda en casa, entrenando delante de la televisión.

R.: Es posible, pero no es un gran número de personas. Lo que ofrece un centro no es sólo hacer ejercicio, sino hacerlo con máquinas seguras y con profesionales que te cuidan para que no te lesiones. Además, implica tener una relación en un entorno en el que comparten un interés con otras personas.

 

P.: ¿Apostarán las cadenas por una digitación?

R.: Es una apuesta segura que había empezado antes. Se está haciendo en otros países y nosotros continuaremos la línea. Pero no es la base del negocio, es un servicio más. Hay que continuar con la calidad de antes.

 

P.: ¿Qué piensa de los protocolos sanitarios?

R.: Las autoridades tienen que hacer su trabajo, diciendo cómo tiene que ser la práctica segura y las empresas tienen que aplicar estos conocimientos. Cada empresa privada puede decidir ampliarlos, pero nosotros hacemos lo que nos dice la administración.

 

 

 

 

P.: ¿Cómo se pueden ajustar los gimnasios ahora?

R.: Depende a la cantidad de personas que te permitan tener. Cuanto menor sea el aforo, más costará mantener a los empleados. Estamos utilizando herramientas como los expedientes de regulación temporal de empleo para ir tirando, pero no necesitamos el mismo personal. Pocos recortes más se pueden hacer, porque abrir la persiana cuesta lo mismo.

 

P.: Toma la gerencia de Adecaf en una situación delicada. ¿Cuáles son sus retos y funciones en este momento?

R.: El principal reto es hacer que todos los centros sientan que hay una asociación que vela por ellos en todos los ámbitos. Tanto para ofrecerles soluciones de ahorro en sus compras, negociar con los grandes proveedores y defenderlos delante de las administraciones. Todos juntos tenemos más fuerza que si vamos de uno en uno. Ahora es más necesaria que nunca.