25 May 2022 | 08:13

Líder en información económica del deporte

Equipamiento

Callaway se refuerza en el ‘outdoor’ con la compra de Jack Wolfskin por 418 millones

La marca estadounidense de golf se ha hecho con el control del proveedor alemán de ropa y calzado para deportes al aire libre, que facturó 333 millones de euros en el último ejercicio.

Palco23

30 nov 2018 - 14:00

Jack Wolfskin facturó 333 millones de euros en el último ejercicio

 

 

Callaway mejora su swing en el negocio del equipamiento deportivo outdoor. La compañía estadounidense ha comprado a la alemana Jack Wolfskin por 418 millones de euros, en una operación con la que la empresa pretende crecer en el segmento de las marcas de ropa y calzado deportivo.

 

Se trata de una marca premium que entre septiembre de 2017 y 2018 facturó 333 millones de euros y ganó 9,2 millones de euros. En la actualidad, cuenta con 3.000 puntos de venta alrededor del mundo y, con su adquisición, Callaway espera incrementar su presencia a nivel geográfico, ampliar su base de clientes y diversificar su cartera de productos.

 

“Es una marca con mucha presencia en el mercado europeo y en China. Nos ayudará a expandir la presencia de Callaway en el segmento premium y en un sector que atiende a los clientes que tienen un estilo de vida activo”, ha explicado el presidente y consejero delegado de la marca de golf, Chip Brewer.

 

 

 

 

Por su parte, la consejera delegada de Jack Wolfskin, Melody Harris-Jensbach, ha comentado que la sumarse al grupo Callaway es una oportunidad porque “cuenta con mucho saños de experiencia innovando y construyendo marca”.

 

Es la tercera operación corporativa que Callaway  firma desde 2017, un año en que adquirió TravisMathew y Ogio. La marca de artículos de golf cerró los nueve primeros meses del año con una facturación récord de 1.062,3 millones de dólares (930 millones de euros), un 23,9% más que en el mismo periodo del año anterior. El beneficio neto de la compañía hasta septiembre se situó en 133 millones de dólares (116,4 millones de euros), lo que supuso más que duplicar las ganancias del anterior año.