08 Ago 2022 | 07:05

Líder en información económica del deporte

Competiciones

SailGP negocia su llegada a España tras abrir su accionariado a Endeavor

La competición de vela admite que ha iniciado conversaciones con distintas ciudades, con tal de diseñar un plan que sea sostenible para todas las partes. Su idea es contar con diez equipos y diez eventos.

 

M.Menchén

03 mar 2020 - 05:00

España podría sumar una nueva gran competición de vela en los próximos meses. Las SailGP nacieron en 2018 con el objetivo de alcanzar una decena de equipos y otras tantas pruebas, y el país es uno de los que tiene en el punto de mira. “Queremos celebrar un evento en España en el futuro, y el país tiene una serie de ciudades que serían lugares de acogida fantásticos”, admite a Palco23 uno de sus cofundadores, el regatista Russell Coutts.  El ejecutivo prefiere no desvelar qué puertos están mejor posicionados, si bien los de Barcelona y Alicante han monopolizado tradicionalmente los grandes eventos de esta disciplina. Coutts señala que “ya hemos comenzado conversaciones con posibles ciudades anfitrionas en España, y estamos trabajando para implementar un proceso de oferta de la ciudad anfitriona en el futuro para garantizar que sea eficiente y transparente”.  A favor del país en sus aspiraciones para entrar en las SailGP es la presencia desde este año de un equipo español, que de hecho cuenta con el patrocinio del Gobierno a través de la agencia de promoción turística Turespaña. “Siempre será una prioridad para nosotros celebrar eventos en mercados donde tenemos equipos, y por supuesto queremos estar en ciudades icónicas de destino”, apunta Coutts.  La actual temporada, que arrancó este fin de semana en Sídney (Australia), también cuenta con paradas en San Francisco y Nueva York (Estados Unidos), Cowes (Reino Unido) y Copenhague (Dinamarca). El calendario se concentrará en el periodo primavera-verano, con citas en mayo, junio, agosto y septiembre.  Entre los criterios de selección de nuevos destinos ya no sólo está el de tener un equipo local (Japón y Francia cumplirían ese criterio), sino también “audiencias de navegación existentes porque es bueno para la asistencia en directo” y “mercados emergentes”, donde los fees de organización suelen ser más altos. Eso es lo que ha llevado a que MotoGP, Fórmula 1 o la Fifa, por ejemplo, hayan llevado muchos de sus eventos a Asia.  El plan de crecimiento podría verse acelerado tras dos años en los que el pulmón financiero lo ha aportado el fundador de Oracle, Larry Ellison. A principios de febrero, SailGP anunció la entrada de Endeavor en el accionariado, en una operación que valoró el 100% de la gestora en 200 millones de dólares.  “Esta asociación valida nuestra posición como un player en rápido crecimiento en el panorama deportivo mundial”, valora Coutts. Mark Saphiro, presidente del hólding fruto de la fusión de IMG y WME, señaló que una de las razones para invertir es que la empresa “está transformando la forma en que la gente percibe el deporte de la vela; por primera vez, se empaqueta en un formato muy atractivo, fácil de entender y disfrutar por todos los públicos”. Y es algo en lo que Coutts considera que deberán continuar profundizando.  A diferencia de otras pruebas náuticas, las SailGP pueden seguirse desde la orilla, por lo que facilita la creación de una experiencia más potente para el aficionado respecto a las regatas en las que presencialmente es difícil seguir su evolución. Para dar valor a esas entradas, la empresa ha desarrollado una tecnología propia que le permite definir electrónicamente los límites de la carrera.   “Nos permite ubicar a nuestros espectadores con entrada justo en el borde del área de la carrera; en muchos casos, nuestros espectadores están más cerca de la acción de lo que estarían en un estadio viendo un partido de fútbol”, asegura. San Francisco fue capaz de vender 22.000 pases en 2019, con precios que van desde los 50 dólares por asiento a los más de 250 dólares del producto premium, con el que la carrera se sigue desde yates.  El directivo señala que una de las virtudes del proyecto es que se basa en un formato corto, de carreras entre países cerca de la costa a bordo de catamaranes F50, idénticos en su diseño y tecnología. “Nuestro producto de carreras se basa en el entretenimiento con gráficos que ilustran claramente qué equipo lidera, y se complementa con jumbotrons, comentarios y entretenimiento en directo similares a otras ligas deportivas importantes”, detalla.  Es la manera de apelar también al público joven en un deporte que tradicionalmente se había enfocado al segmento adulto y de alto poder adquisitivo. “No es necesario ser un aficionado de la navegación para disfrutar de las SailGP”, asegura su cofundador, que considera que con el formato elegido atraen a “seguidores de distintos deportes extremos, así como entusiastas de la tecnología y el estilo de vida”.   En términos audiovisuales, la estrategia de la empresa ha sido focalizarse desde un inicio en sus propias plataformas, con una app en la que concentran las retransmisiones y todas las estadísticas en directo de las pruebas. “La importancia de las OTT en el mundo de hoy es obvia, y de muchas maneras, ahora estamos en el asiento del conductor con nuestros canales propios”, define Coutts.   Eso sí, sin renunciar a estar presente en plataformas como Facebook, Youtube o canales de televisión tradicionales, pues “siguen siendo los más relevantes en el campo de los deportes en directo”. Según sus cálculos, esa doble aproximación les permitió alcanzar una audiencia acumulada de 256 millones de telespectadores en su primera temporada, dato que espera elevar con el aumento de equipos y carreras, que les han dado acceso a nuevos públicos.  Son elementos clave para la captación de patrocinadores, a los que la gestora ha empezado a seducir con un mensaje claro de ser protagonistas en la lucha contra la reducción de las emisiones de carbono. De entrada, con la elección de unos catamaranes que se impulsan únicamente con energías renovables y el uso de su plataforma de comunicación para concienciar sobre prácticas sostenibles.  “Nuestro enfoque de sostenibilidad es un gran atractivo en el mundo de hoy; además, las marcas están entusiasmadas con los resultados que hemos logrado en un período de tiempo increíblemente corto”, argumenta. El objetivo es que en 2025 se neutralicen esas emisiones de carbono, y para esa fecha saber si los promotores de la SailGP han logrado que la sostenibilidad también sea económica.

 

 

España podría sumar una nueva gran competición de vela en los próximos meses. SailGP nació en 2018 con el objetivo de alcanzar una decena de equipos y otras tantas pruebas, y el país es uno de los que tiene en el punto de mira. “Queremos celebrar un evento en España en el futuro, y el país tiene una serie de ciudades que serían lugares de acogida fantásticos”, admite a Palco23 uno de sus cofundadores, el regatista Russell Coutts.

 

El ejecutivo prefiere no desvelar qué puertos están mejor posicionados, si bien los de Barcelona y Alicante han monopolizado tradicionalmente los grandes eventos de esta disciplina. Coutts señala que “ya hemos comenzado conversaciones con posibles ciudades anfitrionas en España, y estamos trabajando para implementar un concurso para elegir ciudad anfitriona en el futuro, para garantizar que sea eficiente y transparente”.

 

A favor del país en sus aspiraciones para entrar en SailGP es la presencia desde este año de un equipo español, que de hecho cuenta con el patrocinio del Gobierno a través de la agencia de promoción turística Turespaña. “Siempre será una prioridad para nosotros celebrar eventos en mercados donde tenemos equipos, y por supuesto queremos estar en ciudades icónicas de destino”, apunta Coutts.

 

 

 

 

La actual temporada, que arrancó este fin de semana en Sídney (Australia), también cuenta con paradas en San Francisco y Nueva York (Estados Unidos), Cowes (Reino Unido) y Copenhague (Dinamarca). El calendario se concentrará en el periodo primavera-verano, con citas en mayo, junio, agosto y septiembre.

 

Entre los criterios de selección de nuevos destinos ya no sólo está el de tener un equipo local (Japón y Francia cumplirían ese criterio), sino también “audiencias de navegación existentes porque es bueno para la asistencia en directo” y “mercados emergentes”, donde los feesde organización suelen ser más altos. Eso es lo que ha llevado a que MotoGP, Fórmula 1 o la Fifa, por ejemplo, hayan llevado muchos de sus eventos a Asia.

 

El plan de crecimiento podría verse acelerado tras dos años en los que el pulmón financiero lo ha aportado el fundador de Oracle, Larry Ellison. A principios de febrero, SailGP anunció la entrada de Endeavor en el accionariado, en una operación que valoró el 100% de la gestora en 200 millones de dólares. “Esta asociación valida nuestra posición como un player en rápido crecimiento en el panorama deportivo mundial”, valora Coutts.

 

Mark Saphiro, presidente del hólding fruto de la fusión de IMG y WME, señaló que una de las razones para invertir es que la empresa “está transformando la forma en que la gente percibe el deporte de la vela; por primera vez, se empaqueta en un formato muy atractivo, fácil de entender y disfrutar por todos los públicos”. Y es algo en lo que Coutts considera que deberán continuar profundizando.

 

 

 

 

A diferencia de otras pruebas náuticas, SailGP pueden seguirse desde la orilla, por lo que facilita la creación de una experiencia más potente para el aficionado respecto a las regatas en las que presencialmente es difícil seguir su evolución. Para dar valor a esas entradas, la empresa ha desarrollado una tecnología propia que le permite definir electrónicamente los límites de la carrera. 

 

“Nos permite ubicar a nuestros espectadores con entrada justo en el borde del área de la carrera; en muchos casos, nuestros espectadores están más cerca de la acción de lo que estarían en un estadio viendo un partido de fútbol”, asegura. San Francisco fue capaz de vender 22.000 pases en 2019, con precios que van desde los 50 dólares por asiento a los más de 250 dólares para el producto premium, con el que la carrera se sigue desde yates.

 

El directivo señala que una de las virtudes del proyecto es que se basa en un formato corto, de carreras entre países cerca de la costa a bordo de catamaranes F50, idénticos en su diseño y tecnología. “Nuestro producto de carreras se basa en el entretenimiento con gráficos que ilustran claramente qué equipo lidera, y se complementa con jumbotrons, comentarios y entretenimiento en directo similares a otras ligas deportivas importantes”, detalla.

 

 

 

 

Es la manera de apelar también al público joven en un deporte que tradicionalmente se había enfocado al segmento adulto y de alto poder adquisitivo. “No es necesario ser un aficionado de la navegación para disfrutar de SailGP”, asegura su cofundador, que considera que con el formato elegido atraen a “seguidores de distintos deportes extremos, así como entusiastas de la tecnología y el estilo de vida”. 

 

En términos audiovisuales, la estrategia de la empresa ha sido focalizarse desde un inicio en sus propias plataformas, con una app en la que concentran las retransmisiones y todas las estadísticas en directo de las pruebas. “La importancia de las OTT en el mundo de hoy es obvia, y de muchas maneras, ahora estamos en el asiento del conductor con nuestros canales propios”, define Coutts. 

 

Eso sí, sin renunciar a estar presente en plataformas como Facebook, Youtube o canales de televisión tradicionales, pues “siguen siendo los más relevantes en el campo de los deportes en directo”. Según sus cálculos, esa doble aproximación les permitió alcanzar una audiencia acumulada de 256 millones de telespectadores en su primera temporada, dato que espera elevar con el aumento de equipos y carreras, que les han dado acceso a nuevos públicos.

 

Son elementos clave para la captación de patrocinadores, a los que la gestora ha empezado a seducir con un mensaje claro de ser protagonistas en la lucha contra la reducción de las emisiones de carbono. De entrada, con la elección de unos catamaranes que se impulsan únicamente con energías renovables y el uso de su plataforma de comunicación para concienciar sobre prácticas sostenibles.

 

“Nuestro enfoque de sostenibilidad es un gran atractivo en el mundo de hoy; además, las marcas están entusiasmadas con los resultados que hemos logrado en un período de tiempo increíblemente corto”, argumenta. El objetivo es que en 2025 se neutralicen esas emisiones de carbono, y para esa fecha saber si los promotores de SailGP han logrado que la sostenibilidad también sea económica.