21 May 2022 | 04:46

Líder en información económica del deporte

Clubes

Un inversor saudí ultima la compra de la UD Almería

Turki Al-Sheikh, que llegó a ser ministro de Deportes de Arabia Saudí, ha alcanzado un acuerdo para hacerse con el 96% del capital, que está en manos de Alfonso García Gabarrón desde 2003.

Palco23

01 ago 2019 - 19:00

Un inversor saudí ultima la compra de la UD Almería

 

 

La UD Almería cambiará de manos en las próximas horas. Alfonso García Gabarrón llevaba meses sondeando el mercado en busca de un potencial comprador para su paquete del 96%, y al final ha encontrado su socio en Arabia Saudí. Se trata de Turki Al-Sheikh, que llegó a ser ministro de Deportes de Arabia Saudí, y quien ahora habría decidido comprar este equipo de fútbol a título personal.

 

Los términos económicos de la operación no se han hecho públicos, si bien hace un año trascendió una carta en la que el empresario andaluz cifraba en 25 millones de euros el importe que solicitaba por el club. No obstante, son cifras que están muy alejadas de la realidad, pues las últimas operaciones corporativas en la categoría, que son las del AD Alcorcón y el CD Numancia, se cerraron por debajo de los 15 millones de euros.

 

“Yo estoy dispuesto a vender el club, pero no a cualquiera o a cualquier precio. Tiene que ser un proyecto deportivo importante que pueda generar más de lo que yo pueda”, admitía en el verano de 2018 García Gabarrón, que se hizo con la propiedad del Almería en 2003. En esta ocasión, le habría convencido la idea del inversor saudí, dispuesto a construir una nueva ciudad deportiva e incluso plantear la compra del estadio, según ha adelanto el Diario de Almería.

 

A favor de la valoración económica final ayuda el escaso volumen de deuda que tiene el conjunto andaluz, pero le juega en contra su escasa capacidad de generar ingresos ordinarios al margen de la venta de futbolistas. De hecho, en cuatro de las seis últimas temporadas ha cerrado con pérdidas (789.000 euros en 2017-2018), si bien siempre ha intentado ir compensando los números rojos de un ejercicio con las ganancias del otro gracias a las plusvalías extraordinarias por el traspaso de jugadores.

 

La UD Almería aumentó un 4,3% sus ingresos ordinarios en 2017-2018, hasta 7,91 millones de euros, si bien es una cifra que aún está por debajo de la que obtuvo en su retorno a Segunda División. Su principal línea de negocio es la televisión, que representó el 77% de la cifra de negocio y es la única que realmente se anotó una mejora respecto al ejercicio anterior.

 

La venta de entradas se estancó en torno a 150.000 euros, mientras que la recaudación por abonados retrocedió un 8,3%. El área comercial también ha seguido su tendencia negativa y, por primera vez, se situó por debajo del millón de euros. Las plusvalías por traspasos sí mejoraron, con un alza del 59%.

 

Pese al lento aumento de ingresos, el conjunto almeriense decidió acelerar el gasto en personal, con un incremento del 10,5% en 2017-2018, hasta 7,61 millones de euros. Es una cifra que apenas representa el 50% de lo que destinó a nóminas en su último año en Primera División. El retroceso es similar al experimentado en el apartado de amortizaciones de inmovilizado, que principalmente hacen referencia a los fichajes de futbolistas.

 

El resto de gastos de explotación se consiguieron rebajar en un 3,5%, pese al aumento de los costes en desplazamientos e inscripción de futbolistas. Por último, el menor endeudamiento se tradujo en una caída del 79% de los costes financieros.