11 Ago 2022 | 06:46

Líder en información económica del deporte

Clubes

Movistar Team sacrifica beneficio por el éxito deportivo y se ajusta por el Covid-19

Abarca Sports ha cerrado el último ejercicio, antes del estallido de la pandemia, con unos números rojos de 42.000 euros.

Miquel López-Egea

17 nov 2020 - 05:00

Movistar Team sacrifica beneficio por el éxito deportivo y se ajusta por el Covid-19

 

 

 

Movistar Team sacrifica su beneficio por el éxito deportivo. Abarca Sports, empresa que gestiona el único equipo ciclista español que compite en la máxima categoría del ciclismo, ha entrado en pérdidas en el ejercicio de 2019 (finalizado el 31 de diciembre de 2019), con unos números rojos de 42.000 euros. El año anterior cerró con unos números negros de 569.000 euros.

 

Este resultado se produce porque “el objetivo de la sociedad es conformar el equipo más competitivo posible y para ello invertir todos los recursos que se generan cada año”, explica Eusebio Unzué, director general de la entidad. “En este sentido, se pueden dar diferencias temporales que se pueden ver reflejadas en el resultado puntual de un año, nunca siendo estas significativas, y lógicamente compensándose en otros ejercicios”, comenta.

 

La compañía facturó 19,4 millones de euros en 2019, un 2,7% más que en el año anterior. Sin embargo, en el año en el que los jefes de fila Mikel Landa, Alejandro Valverde y Nairo Quintana compartieron equipo, la escuadra tuvo unos gastos de personal de 15,8 millones de euros, un 8% más que el año anterior. En la temporada 2019, el equipo también contó con un ciclista más en nómina. En consecuencia, el resultado de explotación se redujo hasta de 13.187 euros, mientras que en el año anterior fue de 806.000 euros.

 

 

 

 

En cuanto a la temporada 2020, Unzué reconoce que “el Covid-19 ha afectado, como es lógico, a los negocios de alguno de nuestros patrocinadores” pero remarca que “en ningún caso ha supuesto un problema para que Abarca haya cumplido con las obligaciones que la empresa tiene con todos sus empleados”. “Esto ha sido posible por el compromiso que Movistar como patrocinador principal, ha tenido con el proyecto, respaldando al equipo al 100% en un año tan complicado para todos como el 2020”, añade.

 

El equipo se ha ajustado para el curso 2020 y “ha sido proporcional a las obligaciones que la compañía debía afrontar”, asegura Unzué.  Asimismo, considera que “el apoyo de nuestros patrocinadores, junto con la gestión de recursos que hemos llevado a cabo desde Abarca, nos va a permitir cerrar el año habiendo cumplido con todas nuestras obligaciones. La recuperación depende, según el ejecutivo, de que se pueda realizar el calendario de competiciones”.

 

El equipo masculino confirmó ayer 25 corredores para la temporada 2021 pero aún deben sumarse varias incorporaciones y extensiones de contrato. El equipo femenino se cerró con catorce ciclistas. Entre los éxitos deportivos de 2020 destacan la etapa ganada por Marc Soler, el maillot blanco y la victoria por equipos en la Vuelta y la victoria por equipos en el Tour.

 

Optimizar recursos con la fusión 

La idea de tener un equipo lo más competitivo posible también se ha trasladado al conjunto femenino. En octubre, Abarca Sports hizo efectivo el acuerdo de fusión por absorción de Abarca Women Sports, sociedad íntegramente participada por la primera. Esta decisión ha sido por motivos operativos ya que había procesos que se duplicaban por tener dos sociedades. “Con la fusión conseguimos optimizar los procesos mejorando la gestión operativa de la compañía”, añade.

 

“La estructura de ingresos de la división masculina y femenina va a continúa siendo muy similar a años anteriores, manteniendo el criterio básico que hemos tenido desde la constitución del equipo femenino, de aportar los mismos recursos organizativos y materiales a ambas divisiones”, destaca y recuerda que “en lo relativo al Covid-19, la afección ha sido muy similar en ambas divisiones, masculina y femenina”.

 

 

 

 

Abarca Women Sports cerró el último ejercicio antes de la absorción con una cifra de negocio de 39.200 euros, mientras que en el año anterior fue de 14.500 euros, a los que habría que sumar unas subvenciones de 840.000 euros, que el año anterior fue de 1,2 millones de euros.  El equipo, además tuvo unos gastos de personal de 734.500 euros, un 65,2% más que el año anterior.  

 

Por otro lado, el resultado de explotación fue negativo de 295.000 euros, mientras que el año anterior tuvo unos números negros de 236.600 euros. El resultado neto fue negativo de 211.800 euros, mientras que el año anterior fue de 174.381 euros en positivo.