15 Ago 2022 | 03:34

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Mallorca ampliará capital en plena disputa accionarial

Palco 23

24 oct 2014 - 04:50

Las tensiones internas en el RCD Mallorca no han sido un impedimento para que el consejo de administración haya acordado ampliar capital en dos millones de euros, una medida necesaria para dar un respiro a la tesosería del club. El club debe afrontar pagos por más de 600.000 euros de forma inmediata e incluso peligran los salarios de algunos jugadores, motivo por el que el máximo accionista, Llorenç Serra Ferrer, quería que esa ampliación ascendiera a cinco millones de euros.

 

La operación debe ser aprobada en la próxima junta de accionistas, convocada para el 24 de noviembre. En una primera fase podrán acudir los actuales accionistas del Mallorca, pero en un segundo tramo se ofrecerá la posibilidad de entrar a nuevos socios, lo que supondría la puesta en escena de los inversores que están tratando de hacerse con la entidad balear.

 

El club, que levantó el concurso de acreedores en junio de 2012 tras lograr una quita del 50%, acumula una deuda con Hacienda de 20 millones de euros que debe saldar con cuotas anuales hasta 2017. Esta temporada ha tenido que reducir drásticamente su presupuesto, de 22 millones a 10 millones de euros, tras no lograr el regreso a Primera División después de perder la máxima categoría en la que había jugado los últimos 16 años.

 

Esta situación ha abierto una guerra entre los diferentes accionistas, que a finales de 2011 ya provocó que el tenista Rafa Nadal vendiera su 10% a Utz Claassen. Este empresario alemán ya controla el 19,85% del club bermellón y estaría dispuesto a alcanzar el 45% del capital con la compra del paquete de Pere Terrassa, que controla el 25% de manera directa e indirecta, a través de Luz&Sol 2009.

 

El ex director general de la televisión pública balear (IB3) es el que tiene en su mano la llave para que quien quiera se haga con el control del club bermellón. Claassen tiene una opción de tanteo por ese 25%, pero tendría que igualar las ofertas recibidas por Terrassa. Dudu Aouate, exportero y exdirectivo del club, estaría preparando una oferta de 1,7 millones de euros, que otro candidato, el empresario italiano Filippo Ghirelli, estaría dispuesto a superar (2,5 millones).

 

Todas estas operaciones no darían una mayoría superior al 50% a ninguno de los dos nuevos inversores. Claassen ya ha afirmado públicamente que él quiere seguir en el accionariado, que está dispuesto a comprar el paquete de Terrassa y que incluso está dispuesto a avanzar su parte correspondiente en la ampliación de capital para poner fin a las tensiones de tesorería.

 

Ante esta situación, Aouate y Ghirelli no tendrán más remedio que realizar una oferta inigualable para el empresario alemán por el 25% de Terrassa, y además ponerse de acuerdo con Llorenç Serra Ferrer. El extécnico del Mallorca es el primer accionista con el 33,6% del capital, aunque ahora estaría en disposición de vender a Aouate y el fondo de inversión que le respalda, según publicó recientemente el Diario de Mallorca. Biel Cerdà, presidente y titular del 5%, estaría jugando su papel de hombre bisagra para tratar de vender por más de dos millones su participación, clave para quien quiera hacerse con al menos el 51% del capital.