27 Ene 2022 | 09:56

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Hertha de Berlín planea construir un nuevo estadio para 55.000 espectadores

Palco23

31 mar 2017 - 12:10

Al Hertha de Berlín se le ha quedado grande el Olympiastadion. El club de la Bundesliga ha anunciado un plan para construir un nuevo estadio en la misma zona donde se ubica el actual, pero con un aforo más reducido y más adaptado a las nuevas tendencias. El volumen de la inversión no ha trascendido, pero el diseño contempla un aforo de 55.000 espectadores y sin pista de atletismo.

 

El conjunto alemán confía en que la inauguración pueda realizarse en 2025 y sin apoyo de la Administración. "Se financiará a título privado y sin impactar en un monumento histórico", ha indicado sobre sus planes el presidente, Werner Gegenbauer. Él es partidario de que la ubicación se mantenga en la zona actual, donde ya se encuentran diversas instalaciones deportivas, aunque se han analizado otras cincuenta ubicaciones.

 

 

 

El Hertha, participado por el fondo de inversión KKR en un 10%, argumenta que a día de hoy es el único club de la Bundesliga que no tiene en propiedad el estadio en el que juega. Además, recuerdan que su media de ocupación de las gradas es del 64%, frente al 92% del conjunto de la competición. "En el mundo de la Bundesliga, que representa el 95% de nuestras operaciones, el estadio ya no es sostenible y adecuado a largo plazo", ha defendido Gegenbauer. "Como equipo y empresa mediana, no queremos mantener los inconvenientes de un estadio envejecido que es demasiado grande", ha remachado.

 

El club tiene tiempo, ya que la actual concesión administrativa no vence hasta 2025. "El Hertha BSC cree firmemente que el gobierno federal de Berlín sabe la necesidad de un nuevo estadio. Hertha no debe ser privado de un futuro, sólo porque no se pudo encontrar una solución para un estadio grande, que el club no posee", ha enfatizado el presidente, confiado en que la Administración no pondrá trabas a una decisión que dejaría casi en desuso el Olympiastadion.

 

Ingo Schiller, director de finanzas, organización y marketing, ha añadido que el cambio responde únicamente a "razones económicas", y que sólo con una instalación que optimice su capacidad y tenga más opciones de comercialización podrán mantenerse "competitivos económicamente y sobre el terreno de juego".