Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 07 Agosto 202023:03:29

Buscador

;Menu
h Clubes

El CN Sabadell amarra su sostenibilidad tras facturar 10,5 millones de euros

El club de natación es una de las principales canteras del waterpolo en España. Tras años arrastrando pérdidas, en la temporada 2017-2018 ha batido previsiones y finalizado la campaña con resultado positivo. De cara a la presente campaña se prevé un alza del 5% en la facturación, hasta 11 millones de euros.

13 Dic 2018 — 04:58
Patricia López
Compartir
Me interesa

El CN Sabadell facturará 11 millones de euros en 2018-2019, un 5% más que la temporada anterior

 

 

El CN Sabadell abraza la sostenibilidad tras años acumulando número rojos. El club de natación se ha reconciliado con la rentabilidad tras cerrar la temporada 2017-2018 con un beneficio de 50.000 euros y unos ingresos de 10,5 millones. Es una ligera caída del 2,5% en la facturación y el gasto que no ha empañado el resultado neto de la entidad. De hecho, se ha batido la previsión de beneficio, que era de 30.000 euros, un 60% menos de lo logrado, según la información a la que ha podido acceder Palco23.

 

Se trata de un paso adelante respecto a la temporada anterior, cuando el resultado operativo fue negativo en 550.000 euros y sólo un litigio ganado provocó que el beneficio final fuera de 700.000 euros. El balance del año ha sido positivo en gran medida gracias a los criterios de sostenibilidad que se han implementado en el club, coincidiendo con la llegada de Claudi Martí a la presidencia en enero de 2017.

 

“Hemos trabajado para incorporar una sostenibilidad transversal, es decir, tanto en la parte económica como en el consumo energético, pasando por  el servicio al abonado y al deportista de élite”, afirma Martí. “Hemos mantenido el nivel deportivo porque hemos aplicado de manera más eficiente los recursos”, añade, sobre la gestión deportiva de una entidad que cuenta con más de ochenta equipos y veinte secciones.

 

 

 

 

La natación, el waterpolo, la natación artística y el baloncesto son las disciplinas principales de un club que cuenta con deportistas olímpicas como Ona Carbonell. De las trece nadadoras del equipo nacional de waterpolo, ocho militan en el CN Sabadell. “No fichamos a nadadores olímpicos, pero invertimos en la cantera para que algún día compitan en los Juegos”, apunta.

 

Martí tiene claro que el anhelo de viabilidad del club ha obligado a la directiva a profesionalizarse y a gestionar la entidad como a una empresa. “Se ha demostrado que es posible hacer las cosas de otra manera y que, utilizando las reglas y los esquemas que se aplican en otros sectores profesionales, se puede ser sostenible”.

 

En este sentido, se ha fichado a una directora de márketing y comunicación, Mercè Vallés, que es ex jugadora de waterpolo del club y con la que se aspira a incrementar los ingresos por patrocinio durante esta temporada y reforzar las relaciones institucionales. Además, este año se ha firmado un convenio propio profesional a seis años para actualizar la relación laboral con los directivos y los deportistas. “Hemos roto con la cultura de que cualquier incentivo económico del trabajador va ligado a una estadística; depende tanto del resultado deportivo como de la satisfacción de los socios o el incremento de los abonados”, defiende.

 

 

 

 


La entidad cuenta con más de 250 trabajadores, de los cuales 100 profesionales forman parte de la estructura, y 150 personas son entrenadores, deportistas de élite y monitores. A diferencia de otros clubes que pueden apoyarse en el voluntariado de los entrenadores de la cantera, el club apuesta por firmar contratos y dar de alta en la Seguridad Social a todos sus colaboradores, motivo por el que el personal es una de las principales partidas del gasto.

 

La segunda son los suministros energéticos, que son elevados por su  infraestructura. El club opera dos instalaciones que suman siete piscinas, dos gimnasios, salas para actividades dirigidas, tres pistas polivalentes para baloncesto, fútbol sala y voleibol, pistas de pádel y un campo de fútbol 7 al aire libre.

 

Con el fin de reducir el gasto energético, el CN Sabadell ha firmado un acuerdo con Naturgy para instalar plantas fotovoltaicas en las azoteas de los dos pabellones que operan en el centro de Sabadell. La inversión ha superado el millón de euros, cofinanciados con la empresa energética, y se espera que dicha planta genere el 20% de la electricidad que necesita el centro para funcionar durante un año. A lo largo de 2019 se prevé que la entidad invierta en aprovechar que desprende la deshumidificación para calentar el agua de las piscinas y de las duchas del centro Can Llong, que cuenta con 40.000 metros cuadrados.

 

 

 

 

De todo este espacio, aún hay 15.000 metros cuadrados de uso deportivo sin edificar. En concreto, consta de una superficie edificable de 10.000 metros cuadrados en la que el CN Sabadell podría habilitar pistas de pádel para luego derivar su gestión a un tercero, como ya comentó el presidente a este diario. Sin embargo, los planes del club van más allá, y pasan por desarrollar un proyecto que fomente el turismo deportivo en la región. “Este año hemos firmado un acuerdo con el Ayuntamiento para desarrollar un clúster del deporte y un plan de turismo deportivo. Queremos jugar un papel relevante”, afirma Claudi.

 

El proyecto aún está por definir y dependerá de la voluntad política del consistorio, que el próximo año celebrará elecciones. Lo que sí parece claro es que ciudad quiere convertirse en un destino de turismo activo, tanto enfocado al deportista profesional como al amateur. “Se agradece que el consistorio esté tirando del carro en este sentido, es algo valiente”, sostiene el presidente.

 

La función que jugaría el CN Sabadell en este proyecto sería el de player con instalaciones deportivas con margen de crecimiento, ya que en el espacio en desuso de Can Llong podría habilitarse desde una residencia para atletas hasta nuevas zonas deportivas. “No pretendemos ser competencia del CAR, sino generar competitividad entre todos sabiendo que podemos ser complementarios a lo que aporten otros municipios de la zona, como Sant Cugat del Vallès o Terrassa”, defiende.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...