Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 23 Agosto 201904:54:02

Buscador

;Menu
Fuera de juego

Acciona correrá el Dakar con un coche eléctrico

Jueves, 20 Noviembre 2014 — 04:45
Palco 23
Compartir
Me interesa

Acciona ha desarrollado una importante apuesta por las energías renovables, que alcanzará uno de sus puntos más álgidos a nivel mediático en el Dakar 2015. La multinacional española, controlada por la familia Entrecanales, ha desarrollado el primer coche eléctrico que correrá este rally en la historia. El catalán Albert Bosch, conocido por los distintos retos de aventura que ha cosechado en los últimos años, será el encargado de pilotar el nuevo vehículo.

 

Bosch es un veterano del Dakar, con dos participaciones en motos y seis en coche, y tendrá como copiloto a Agustín Payá, un ingeniero especializado en movilidad eléctrica, que es piloto del Mercedes-Benz EcoTeam en pruebas automovilísticas de energías alternativas. Acciona ha tardado dos años en desarrollar el coche, después de un concurso realizado entre los distintos centros de I+D de la compañía. Se desconoce el presupuesto con el que ha contado el proyecto, para el que han trabajado más de 20 personas.

 

El resultado es un buggy de 2.500 kilos, movido por un motor eléctrico de 300 caballos de 80 kilos de peso frente a los 280 de uno equivalente de combustión interna, conectado al eje trasero y alimentado por un paquete de baterías con 140 kWh de energía almacenada. Acciona, que ha comprado las células de ion-litio, ha desarrollado su integración y todo el sistema de gestión de un paquete de baterías formado por cuatro unidades de 35 kWh y 400 kilos de peso cada una.

 

 

El Acciona 100% EcoPowered, construido sobre un chasis tubular de cromo molibdeno (más ligero y un 25% más resistente que el acero), competirá en la categoría T1 Challenge de Energías Alternativas, bajo condiciones especiales de recarga. A diferencia de los coches y camiones, que deben tener una autonomía de 800 kilómetros, el eléctrico podrá recargar o cambiar baterías cada 250 kilómetros, tal y como lo hacen las motos. Para ello, dos camiones de asistencia le irán acompañando para cambiar e ir cargando las cuatro baterías extraíbles.

 

Con un recorrido de más de 9.000 kilómetros, el objetivo del equipo de Acciona es terminar el Rally, lo que supondrá inscribir el coche como ganador de su categoría y como el primer eléctrico de la historia de la prueba, con cero emisiones de CO2 frente a las que se generan en esta prueba por el consumo de carburante, cuyo promedio por participantes (431 motos, quads, coches y camiones) es de 2.250 litros.

La semana fuera de juego
Publicidad
...